Agosto comienza como terminó julio, con calor intenso en buena parte del país, con temperaturas hasta 10 grados más altas de lo normal según las zonas que se mantendrán hasta el miércoles, cuando comenzarán a descender y las lluvias y tormentas afectarán durante esta semana, sobre todo durante la tarde, y especialmente a las zonas de montaña, al centro y al este peninsular, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Además, ha destacado que la madrugada del sábado al domingo también fue muy calurosa, sobre todo en la costa mediterránea, cuyas aguas superficiales están «muy cálidas» e impiden que por la noche refresque y aporte humedad al tiempo que incrementa la sensación de bochorno. En concreto, ha apuntado que la temperatura del agua del mar Mediterráneo en España está entre 27 a 29ºC, es decir, entre 3 y 4ºC más cálidas de lo normal.

Por la noche, en el aeropuerto de San Javier (Murcia), la mínima fue de 27,7ºC; en Marbella no se bajó de 27ºC y en Málaga, de 26,1ºC y, en Benidorm (Alicante), no bajó de 26,1ºC. En definitiva, destaca que las noches tórridas fueron frecuentes durante el fin de semana.

Así, agosto «comienza como terminó julio», con calor que seguirá aumentando este lunes y martes y que empezará a descender el miércoles y jueves. En todo caso, el ambiente cálido persistirá durante buena parte de la semana, ya que en amplias zonas del interior de la mitad norte, también en puntos más aislados del centro y del sur, llegarán a estar entre cinco y diez grados centígrados por encima de lo normal para esta época del año.

ACREDITA
Advertisement

De ese modo, Del Campo indica que se superarán los 40ºC en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y habrá noches tropicales en las que no se baja de 20ºC en amplias zonas del Mediterráneo, en la cuenca del Ebro, en la zona centro y en la mitad sur, e incluso noches tórridas en puntos de la costa mediterránea y en puntos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía; también serán tórridas las noches en Madrid, con motivo del «efecto isla de calor» estos días.

De manera paralela al calor, crecerán las nubes de evolución diurna que provocarán tormentas, sobre todo en zonas de montaña del norte, centro y este de la Península, y el portavoz no descarta que se extiendan también a zonas llanas y que puedan ser localmente fuertes y acompañadas de rachas de viento intensas y de granizo.

Respecto al martes, el portavoz informa de que las temperaturas subirán en el norte y en el este de la Península y en Baleares, donde habrá un ambiente «caluroso en prácticamente todo el país», ya que se superarán los 37 o 38ºC en amplias zonas de la Península y los 36ºC en Baleares, sobre todo en Mallorca.

Los cielos estarán despejados por la mañana, aunque a partir del mediodía comenzarán a crecer de nuevo las nubes de evolución que dejarán chubascos y tormentas en el centro y el este de la Península, que localmente podrían ser fuertes y acompañados de rachas intensas de viento y granizo.

Las temperaturas en ciudades como Barcelona, Almería, Cáceres, Toledo, Madrid probablemente no bajarán de 25ºC y habrá noches tórridas y durante el día pasarán de 41ºC en Badajoz, Córdoba o Toledo. «El martes va a ser muy cálido en toda España», apostilla.

De cara al miércoles, prevé que el mercurio baje en el norte y en el oeste pero que siga sin cambios o incluso suba en el resto. En el Mediterráneo seguirá un día más el calor intenso y las temperaturas, un día más, pasarán de 35ºC en buena de la mitad norte y Baleares; y de 37 o 38ºC en el centro y sur. En el Tajo, Guadiana y Guadalquivir, pasarán de 40ºC y se esperan noches tropicales que incluso ese día se darán en el Cantábrico ya que el calor nocturno se extenderá también a esa zona mientras en el Mediterráneo seguirán teniendo noches tórridas.

Otra vez ese día en puntos del centro y sur de la Península volverán a crecer nubes de evolución por la tarde. El miércoles serán localmente fuertes especialmente en los entornos de los Pirineos Sistema Ibérico y zonas próximas y, a partir del jueves los cielos estarán más nubosos en el Cantábrico, con lloviznas que seguirán formando tormentas y en zonas de montaña del centro y del este Peninsular, con posibilidad de que, de nuevo, sean localmente fuertes.

Durante el día, los termómetros en general seguirán altos durante la segunda mitad respecto a los valores habituales para esta época del año –la más calurosa– especialmente en la mitad norte peninsular. No obstante, a partir del miércoles y sobre todo el jueves empezarán a descender.

En todo caso, el portavoz de la AEMET afirma que es «posible» que desde el domingo 31 de julio hasta al menos el miércoles 3 o el jueves, 4 de agosto, se superen los umbrales de intensidad, persistencia y extensión necesarios para poder catalogar a este episodio de altas temperaturas como ola de calor, por lo que, de confirmarse, esta sería la tercer ola de verano de 2022.

En cuanto a Canarias, Del Campo señala que durante buena parte de la semana también predominará el ambiente caluroso, especialmente en zonas de Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife, Gran, Canaria. En esta última podrán superarse los 36 o 37ºC en las zonas de medianías orientadas al sur. Los vientos alisios soplarán con intensidad en las zonas expuestas a este viento y arrastrarán algo de nubosidad.

Vinícola de Tomelloso



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí