UGT Servicios Públicos Castilla-La Mancha ha valorado este miércoles el «esfuerzo sobrehumano» que están llevando a cabo los bomberos forestales de la empresa pública Geacam para sofocar y luchar contra los incendios que se están declarando en los montes de la Comunidad Autónoma y han exigido al Ejecutivo regional «que apueste y dote presupuestariamente a la empresa pública para poder afrontar los nuevos retos a los que ya se están enfrentando los bomberos forestales».

En nota de prensa, el sindicato sostiene que uno de los ejemplos de este esfuerzo «sobrehumano» se ha producido esta misma semana, desde que el lunes 25 de julio se originasen de manera simultánea los incendios de Almadén, Malagón, Ruidera y Humanes –todos ellos detectados por los sistemas de vigilancia fijos y móviles de los dispositivos–, entre otros.

UGT ha felicitado a todo el Plan Infocam, a los técnicos de la Junta, a los agentes medioambientales y «a todos los profesionales que forman parte de esta gran cadena humana» y ha asegurado que los bomberos forestales están viviendo momentos «muy complicados, con jornadas maratonianas, golpes de calor, trabajando en sus días de descanso y soportando una gran carga de trabajo en condiciones muy adversas». Incluso en el incendio de Humanes un helicóptero que realizaba labores de extinción sufrió un accidente, un suceso que –por suerte– se saldó sin heridos.

Desde el sindicato se apunta que el cambio climático trae nuevos retos a los que hay que hacer frente. «Situaciones como las vividas en estos últimos años –no solo por el calor extremo y las escasas precipitaciones, también por fenómenos como inundaciones y nevadas– vienen a confirmar que debemos estar preparados para este tipo de episodios cada vez más frecuentes», ha destacado.

UGT Servicios Públicos Castilla-La Mancha pone de manifiesto que en los últimos años se han realizado avances en la extinción de los incendios, como la reciente aprobación de la categoría de bombero forestal pactada con UGT el año pasado y siendo efectiva este año. También se ha avanzado en competencias, formación, mejoras en EPI y centros de trabajo, «pero –por otro lado– se han dado pasos atrás que no se deberían dar, como el recorte de la campaña de extinción; no apostar por el empleo a tiempo completo del personal fijo discontinuo de la empresa; no dotar de mayor duración a los trabajadores fijos discontinuos y eventuales; recortes en vigilancia fija y móvil».

Por ello, el sindicato considera de «vital importancia» una mayor duración de la campaña de extinción, reponiendo los 122 días de campaña; más medios de vigilancia y detección, reponiendo todas las patrullas de vigilancia móvil y torres de vigilancia fija; más recursos en época de peligro medio y bajo; y la implantación del tercer turno en todas las unidades de extinción para evitar cargas de trabajo excesivas y respetar tiempos de descanso y conciliación.

En materia de prevención las demandas pasan por más inversión en tratamientos preventivos, contratación de 12 meses de los trabajadores fijos discontinuos y la ampliación del periodo de contratación de los trabajadores interinos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí