La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) Mancha Occidental II ha presentado alegaciones al proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

Desde esta CUAS alegan que el proyecto “no cumple los principios de reserva de ley, eficacia, proporcionalidad, seguridad jurídica y transparencia para las aguas subterráneas” y es “extraordinariamente limitativo de los derechos privativos al uso del agua”.

También obliga a los usuarios del agua a instalar, además de los caudalímetros, otros sistemas de medición de forma adicional o supletoria y recuperar costes asociados a través de cánones o tarifas que en cada caso sean de aplicación.

El proyecto de RD recoge además que los usuarios envíen la información periódicamente de forma digital, lo que “vulnera el principio de legalidad”, en tanto que las personas físicas, están exoneradas, por ley, de la obligación de relacionarse a través de medios electrónicos con las Administraciones Públicas.

Labores agronómicas

Asimismo, las alegaciones contemplan el rechazo a una normativa que limita labores agronómicas como la utilización de pastos o la plantación de especies no leñosas en el Dominio Público Hidráulico.

Rechazan su “falta de transparencia”, pues la nueva normativa pretende reducir en un 50% los representantes de las Comunidades Autónomas y de las Comunidades de Usuarios en las Juntas de Explotación de las Masas declaradas en riesgo, y aumentar los de los organismos de cuenca, afectando gravemente y de forma desproporcionada a los derechos e intereses legítimos de los usuarios, de las CCAA y de las administraciones locales.

Además, contempla suprimir la intervención del Consejo del Agua en el Procedimiento de Declaración de las Masa de agua subterráneas declaradas en riesgo, limitando la representatividad, así como suprimir el apoyo económico y técnico de los organismos de cuenca a las Comunidades de Usuarios, reduciéndolas a meras entidades representativas de intereses privados.

Colapso administrativo en la CHG

En las alegaciones presentadas, CUAS Mancha Occidental II recuerda al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) el “colapso administrativo” existente en la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) que lleva años incumpliendo los plazos máximos para resolver y notificar la resolución en procedimientos de los usuarios de esta Comunidad, instándole a solventar esta situación.

En definitiva, los regantes manchegos rechazan la nueva normativa en materia de agua por “restrictiva, prohibitiva y poco transparente” y ser “muy lesiva” contra las aguas subterráneas, advirtiendo de su importancia en comarcas como La Mancha, donde el regadío es la base de la economía local y principal generador de empleo.

Por ello, instan al Gobierno de España a que cese en sus ataques al regadío y a las aguas subterráneas y se ponga a trabajar “en serio y con urgencia” en materia hidrológica, pues la situación actual del sector primario es “dramática”.

Vinícola de Tomelloso



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí