PP y Ciudadanos han ofrecido este jueves distintas medidas al Gobierno regional para hacer frente a los «malos datos» que, según distintos informes recientes, ofrece la Atención Primaria de Castilla-La Mancha, mientras que el PSOE ha defendido su gestión tendente a la mejora de la situación ofreciendo datos que evidencian, a su juicio, que la sanidad pública a nivel autonómico «sigue mejorando día a día».

Así se ha puesto de manifiesto por las distintas partes durante el debate general relativo a la situación asistencial, dotación de recursos y necesidades presupuestarias de los servicios de Atención Primaria de Castilla-La Mancha, presentado por el PP, que ha lamentado que el Ejecutivo autonómico «no está haciendo nada» pese al «esfuerzo titánico de los profesionales» de la sanidad regional.

El parlamentario de Cs David Muñoz ha iniciado el turno de palabra aludiendo a los informes de Amnistía Internacional y la Federación de asociaciones en defensa de la Atención Primaria, cuyos datos indican que la Atención Primaria de la región «ya estaba seriamente» dañada antes de la pandemia y que el tsunami que ha supuesto el COVID «no ha hecho sino agravar los problemas», algo que ha achacado a «un pasado de 40 años de PSOE», que se ha dedicado a primera la atención hospitalaria frente a la primaria.

A su juicio, durante la pandemia se ha demostrado la importancia de la sanidad pública «pero también las carencias del sistema» y que la Atención Primaria «se ha visto sobrepasada y saturada». Frente a ello, ha ofrecido un decálogo de medidas «claras y concretas» para atajar los problemas que hay actualmente, en el que se habla de presupuesto, de recuperar la carrera sanitaria o de atajar las agresiones a pacientes.

Santiago Apóstol

«Los datos muestran una realidad, y es que hace falta» un plan «mas ambicioso, como el de Ciudadanos», ha apuntado Muñoz, preguntando a los socialistas qué es lo que les parece mal de su decálogo, y por qué son «tan malos» los datos que registra la Atención Primaria tras el propio plan del Ejecutivo en este ámbito, cuestionando si es que «no estaba bien planteado o no lo han cumplido».

PP: «RIESGO DE COLAPSO»

Desde el PP, su portavoz de Sanidad, Juan Antonio Moreno, ha coincidido con Cs en que el estado de la Atención Primaria en la Comunidad Autónoma es «muy preocupante», como evidencian esos informes recientes que han denunciado «riesgo de colapso» en ella y una situación «crítica e insostenible» denunciada incluso por los propios trabajadores.

Bogas Bus

«La Atención Primaria está herida pero hay que centrarse en cómo solventar los problemas que todos conocemos, pero hace falta voluntad política y en Castilla-La Mancha se perdió hace mucho tiempo», ha indicado Moreno, que ha añadido que incluso el último informe del Defensor del Pueblo «culpa a la gestión aplicada de Page de un desbordamiento de los servicios sanitarios» y un «funcionamiento muy alterado en los hospitales», llegando a sumar casi 1.200 quejas ciudadanas.

Moreno ha defendido que ante la «sobrecarga» del sistema o la disminución del presupuesto en salud pública -ha cuestionado la «milonga» de que se han aumentado los recursos preventivos, como ha expuesto el PSOE-, hayan sido los médicos de familia «los que han mejorado la resolutividad del sistema atendiendo a los pacientes».

PSOE: «LA MEJORA ES PALPABLE»

El socialista José Antonio Contreras ha repasado los cumplimientos del decálogo que los socialistas comprometieron cuando llegaron al Gobierno, del que únicamente queda la carrera profesional, repasando que la región ha cubierto todas las plazas de médico de familia, que ha logrado que todos los médicos que salen del MIR tengan asegurados dos años de trabajo y contrato o que se hayan incrementado las partidas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Ha asegurado que el esfuerzo de este Gobierno para mejorar la sanidad y la Atención Primaria «es palpable» y aunque si se aborda el tema «en genérico» no está todo solucionado, sí que ha pedido «comparar bien de dónde parte cada uno y cuál es el esfuerzo que está haciendo».

Así, ha aludido al aumento de los recursos en materia preventiva, y no solo en vacunación; a que ningún médico tiene más de 2.000 cartillas, o a que ahora se escucha a los profesiones. «Antes no había profesionales a los que escuchar, porque los despedían», ha concluido, preguntándose si acaso la oposición quiere que el Gobierno vaya al modelo de estar «a la cola en gasto sanitario público», remarcando así el destacado dato de la región en este ámbito.

En el mismo sentido se ha pronunciado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, al cierre del debate, al contestar al PP que si los profesionales se quejan es «porque pueden, además de que deben», ya que con el PP «no podían», recordando que no hubo ni un solo acuerdo sindical en sus cuatro años de Gobierno y que incluso la justicia les echó para atrás los tres decretos de ordenación que hicieron.

Picazo de Nova / TurboSeguros

«Lo hicieron tan mal que eso va a vivir en Castilla-La Mancha toda la vida», ha finalizado Sanz, que ha reseñado que la región contabiliza actualmente el periodo de toda su historia donde más profesionales hay trabajando en el Servicio de Salud, casi 7.000, y que el sistema sanitario a nivel autonómico «sigue mejorando día a día porque la inversión es la que es y porque todos tenemos muchas ganas de que la salud siga siendo lo primero».

RESOLUCIONES

El decálogo de medidas que Cs ha presentado en su resolución -rechazada, con el voto en contra del PSOE y la abstención de PP- incluye incrementar las plantillas de sanitarios en la Atención Primaria contratando nuevo personal, presentar un Proyecto de Ley de modificación de la Ley de Ordenación Sanitaria de Castilla-La Mancha, que blinde con carácter permanente la reserva para la Atención Primaria del 25% de los créditos presupuestarios contemplados para contratos-programas del Sescam y llevar a cabo un proceso de negociación sobre la carrera profesional sanitaria.

También aprobar un Catálogo de Pruebas Diagnósticas que aumente las posibilidades de diagnóstico en la Atención Primaria; diseñar un plan de simplificación de procedimientos que reduzca la burocracia en la gestión administrativa del Sescam y un plan de coordinación entre personal de Atención Primaria y de Atención Especializada y Atención Sociosanitaria; y un Plan de Prevención de Agresiones a Sanitarios.

El PSOE, en su resolución -aprobada con sus votos y el rechazo de Cs y PP-, apoya el esfuerzo realizado desde el Gobierno regional para incrementar progresivamente la inversión en personal, infraestructuras y equipamiento en este ámbito; destaca el incremento de profesionales de los últimos años en todas las categorías y desempeños y muestra su respaldo a la inversión de mejora de infraestructuras sanitarias en el ámbito hospitalario y de la Atención Primaria.

El PP pide dotar a la Atención Primaria de los recursos necesarios, tanto en personal, como en dotaciones técnicas, para poder dar respuesta a las necesidades del sistema; establecer un sistema de trabajo para que los médicos de familia, pediatras, personal de enfermería y fisioterapeutas tengan tiempo suficiente para sus pacientes y apuesta por implementar nuevas competencias para las enfermeras.

Dotar a los equipos de Atención Primaria de mayor autonomía de gestión de sus recursos; priorizar la atención de las plazas de difícil cobertura con incentivos económicos y de jornada, de desarrollo y carrera profesional; reservar tiempo para la atención domiciliaria y priorizar y utilizar de manera adecuada los servicios de urgencias reforzando consultas y urgencias; mejorar la dotación de tecnologías de la información para estos profesionales y estudiar nuevas necesidades en materia de salud mental, figuran entre las demandas de los ‘populares’ en una resolución, que no ha salido adelante, al contar con el voto en contra de PSOE y la abstención de Cs.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí