El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha mostrado sus dudas de que el presidente regional, Emiliano García-Page, obtenga mayoría absoluta en las elecciones de 2023 ya que este último «está extendiendo la idea» de que necesitaría la abstención del PP para gobernar.

Durante una rueda de prensa este viernes en Cuenca, se ha mostrado «encantado» de que García-Page, «extienda la idea de que el PP se tendrá que abstener» el próximo año para que el PSOE pueda «gobernar otra vez» porque, a juicio de los ‘populares’, esto significa «que García-Page está reconociendo que no tendrá mayoría absoluta en las urnas».

Así ha reaccionado preguntado por el posible pacto que el líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijoo podría ofrecer a barones del PSOE como García-Page, Ximo Puig o Lambán para que presionen al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, y el PSOE se abstuviera en Andalucía para luego el PP facilitar gobiernos del PSOE en los próximos comicios regionales de 2023.

«Que el gobierno de García-Page reconozca que no tiene los votos suficientes para formar Gobierno en Castilla-La Mancha es la demostración de que la alternativa política del PP está más fuerte que nunca», ha argumentado Núñez, por lo que cree que el presidente de la Junta «busca ahora fórmulas para consolidarse en un Gobierno del que sabe que ya no tiene a día de hoy los votos suficientes para alcanzarlo».

DEFLACTAR EL TRAMO AUTONÓMICO DEL IRPF

En otro orden de asuntos, Núñez ha pedido al Gobierno de Castilla-La Mancha que celebre este fin de semana «o a más tardar el lunes» un consejo de Gobierno extraordinario para deflactar el tramo autonómico del IRPF desde el 9,5% al 9% y del 22,5% al 21%.

«Esta cuestión solo depende del Gobierno de García-Page y serviría para compensar de manera urgente e inmediata la alta inflación que sufre Castilla-La Mancha», ha argumentado Paco Núñez, quien ha dicho que otras comunidades autónomas ya han llevado a cabo dicha rebaja del IRPF en sus territorios como Madrid.

A juicio del líder regional de los ‘populares’, «las familias no pueden esperar más para llenar un depósito de gasolina, para pagar un recibo de luz o para hacer la cesta de la compra, y necesitan ver cómo su gobierno está preocupado y enfatizado por ellos».

Por eso, para Núñez «un gobierno tiene que saber qué sucede en la calle y tiene que adoptar decisiones para solucionar los problemas que detecta, y hay un problema fundamental como que los altos precios y los altos impuestos empiezan hacer inviable llegar a fin de mes».

De esta forma, el líder del PP de Castilla-La Mancha no ha dudado en asegurar que, si él fuese el presidente de la región, «esta medida ya se habría llevado a cabo».

EMPLEO EN VILLAR DE CAÑAS

Por último, Núñez ha ido preguntada sobre la postura del PP regional ante el séptimo plan de residuos radioactivos planteado por el Gobierno de España, al que entidades como Ecologistas en Acción o partidos como Podemos han presentado alegaciones para evitar la instalación del ATC en la localidad conquense de Villar de Cañas.

DO La Mancha

Ante esto, Núñez ha dicho que García-Page «prometió que iba a generar 60.000 empleos en la zona de Villar de Cañas» y se ha preguntado «cuántos ha creado al final».

«Cuando uno intenta atacar una instalación que genera una inversión importante en la provincia y una instalación que genera un nivel de empleo muy importante y ataca esa instalación de crear miles de empleos más, lo que tiene que hacer es cumplir», ha opinado Núñez.

AQUALIA

Por eso, lo «único» que sabe desde el PP es que «el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando para que el ATC no llegue, sin dar alternativas, a efectos de empleos u oportunidades laborales, y sigue trabajando de espaldas a Cuenca y a las oportunidades de empleo de la provincia».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí