Podemos Castilla-La Mancha ha solicitado formalmente al consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, una relación detallada de todos los regalos que habría recibido la Consejería de Sanidad durante las navidades.

Esta denuncia, realizada por el sindicato STAS-CLM Intersindical, responde a la llegada de numerosos paquetes con etiquetado de jamones y vinos dirigidos al propio consejero de Sanidad, ha informado en nota de prensa la formación morada.

El coordinador autonómico de la formación morada en Castilla-La Mancha, José Luis García Gascón, ha recordado que todos los altos cargos de la Junta de Comunidades deben «seguir a pies juntillas» el Código Ético para los Altos Cargos o Asimilados de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el cual «prohíbe expresamente admitir ningún tipo de donaciones o regalos de cualquier clase por parte de personas o entidades públicas o privadas».

Así, apunta, en base al Decreto 7/2018, impulsado por Podemos y que García Gascón recuerda fue el primero en adherirse como director general de Participación Ciudadana, «todos los cargos públicos adheridos a este Código Ético deberían hacer públicos hasta el último de los regalos recibidos, su valor, su origen y su destino final tras ser rechazados en base a este mismo código».

García Gascón ha destacado que este tipo de prebendas están prohibidas para, precisamente, «garantizar la imparcialidad y la neutralidad de la administración y de todo el personal público, incluido por supuesto el consejero y todo el Equipo de Gobierno».

En este sentido, ha señalado que, además de la relación detallada de los regalos recibidos, han solicitado la finalidad para la que fueron entregados, las pruebas documentales sobre su destino y, en caso de no haber sido devueltos o donados, «una explicación pública de las razones que han determinado dicha decisión».

Vinícola de Tomelloso

El coordinador autonómico de Podemos ha expresado su malestar por este tipo de situaciones en la administración pública que, considera, «enturbian la confianza en nuestras instituciones, su imparcialidad y su capacidad para responder de forma objetiva ante los retos presentados por esta pandemia, por los recortes sufridos en sanidad y por las inaceptables colas que sufre la ciudadanía hoy en día en la atención primaria de nuestro sistema público de salud».

«Necesitamos unas instituciones que sean y que demuestren ser limpias, imparciales y al servicio de la gente», ha concluido.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí