El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes que el Consejo de Ministros va a aprobar un proyecto estratégico «específico» para el sector agroindustrial dotado con «1.000 millones de euros» que van a «apalancar» otros 2.000 millones de euros de inversión privada para mejorar su «competitividad y el futuro a corto y medio plazo».

En una visita a la planta geotérmica de Cardial Recursos Alternativos SL con la que se pretende dar energía «limpia» a los invernaderos de la comarca de Níjar (Almería), Sánchez ha advertido en su intervención de que los fondos europeos constituyen «una oportunidad» para España «que no vamos a desaprovechar».

«Vamos apostar claramente por la modernización de nuestro sector productivo, porque eso va a significar dar oportunidades en territorios donde, probablemente antes, años atrás, era inimaginable que pudiéramos tener con la idea de convertirnos en productores de energía», ha remarcado.

Sánchez ha vinculado el proyecto estratégico específico para el «consolidado» sector agroindustrial que se lleva este martes a Consejo de Ministros con la agenda 2030 y ha subrayado tanto el «empeño» como el «esfuerzo» de «todas» las instituciones públicas y sectores productivos «focalizado» en lograr la transición hacia un sistema energético «descarbonizado y descentralizado».

«España, Andalucía y Almería tienen un enorme potencial para convertirse en referente del nuevo modelo energético y todas las condiciones y atributos para convertir esa transición energética en una nueva industria que mejore y transforme el modelo de crecimiento e industrial», ha indicado.

El líder del ejecutivo ha trasladado que, al hablar de energía «limpia» como la que persigue proporcionar Cardial SL a través de la geotermia profunda «estamos hablando de que Andalucía se puede convertir en una de las economías más industrializadas del siglo XXI» y ha precisado que, en el caso de este proyecto concreto, tiene una «translación» que va a mejorar la competitividad de un sector consolidado, que supone el 15 por ciento del PIB andaluz y en el que trabajan 500.000 personas.

«Esto probablemente hace años pudiera parecer una quimera, un sueño, pero hoy puede convertirse en una realidad gracias a la innovación, gracias a la colaboración público-privada y gracias también al apoyo que se está prestando por parte de las instituciones públicas, desde luego desde el Gobierno de España para hacer posible esa transición energética», ha asegurado.

Sánchez ha vinculado el proyecto dotado con 1.000 millones de euros para el sector de la agroindustria que se va aprobar este martes con el proyecto que, en el marco de los Fondos Europeos, ha aprobado el Gobierno en relación con las energías renovables, con las técnicas de almacenamiento, con el hidrógeno verde.

Ha apuntado que este proyecto va a ir destinado, sobre todo, «a pequeñas y medianas empresas, a cooperativas que son mayoritarias dentro del sector de agroindustria» para mejorar «precisamente su competitividad a corto y medio plazo».

«Estamos todos inmersos en una gran transformación de nuestro sector productivo, en una gran modernización de nuestra economía, donde España tiene todas las capacidades, toda la voluntad, no solamente política de las instituciones públicas, sino también de las propias empresas con su innovación, con su investigación», ha subrayado.

«REINDUSTRIALIZACIÓN COMPETITIVA»

El presidente del Gobierno, acompañado por el responsable de la empresa, Carlos Díaz, y la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, ha resaltado, en esta línea, el «empeño de todos, volcados» por sumir a España en una «reindustrialización competitiva».

Esto pasa, según ha advertido, por la «sostenibilidad, por no emitir gases de efecto invernadero, por ser respetuoso con el medio ambiente y por utilizar la economía circular como una nuevo modelo industrial que, sin duda, va a ser beneficioso para la ciudadanía y para el sector productivo».

«El proyecto estratégico para la agroindustria y el proyecto estratégico para las energías renovables son dos proyectos incardinados, que van a tener también interrelación porque al final todo se dirige en la misma, en la misma dirección de reindustrializar nuestro país y de generar y crear empleo y empresa local», ha remachado.

Sánchez ha puesto como ejemplo de colaboración público-privada entre administraciones y empresas pioneras en tecnologías a Cardial SL y ha subrayado que esta «industria incipiente» va a contar «sin duda» con el apoyo «inequívoco y rotundo del Gobierno» a través de los fondos europeos.

Al hilo de esto, ha recordado que, para Andalucía, con el impulso del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, se han librado 60 de euros para 44 proyectos, de los que cinco se desarrollan en Almería, «muchos de ellos, por cierto, liderados por la empresa que nos acoge, vinculados con la geotermia profunda».

«Pero si nos vamos también a los proyectos energéticos renovables eléctricos, estamos hablando de que Andalucía, también, además de esos 60 millones, ha recibido 73 millones de euros para poner en marcha 37 proyectos vinculados con las energías renovables eléctricas», ha detallado.

Para concluir, ha reiterado que España tiene un «enorme potencial» para poder convertirse «en una referencia, como lo es ya en el nuevo modelo energético» y que Andalucía tiene «todas las condiciones, todos los atributos para convertir esa transición energética en una nueva industria que mejore y que incluso transforme su modelo de crecimiento, su modelo industrial».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí