El presidente regional, Emiliano García-Page, ha pedido abandonar «la demagogia que viene del extremismo» en torno al debate de la ley antiokupación en Castilla-La Mancha, al tiempo que ha defendido que su Ejecutivo ni se desentiende de la norma ni echa «balones fuera».

Así lo ha expresado García-Page en un acto desde Munera, precisamente cuando este jueves se aborda en el Parlamento regional la toma en consideración del debate sobre la decisión de trasladar al Congreso de los Diputados esta Proposición de Ley de ‘Medidas integrales para la protección del Patrimonio inmobiliario, la seguridad ciudadana y la convivencia vecinal y contra la ocupación ilegal de viviendas’.

El Parlamento regional dio el visto bueno el año pasado a esta legislación que afecta a normativa nacional y tomó la decisión de remitirla al Gobierno central para que fuera el propio Ejecutivo de Sánchez quien la asumiera como propia.

García-Page ha señalado que el Gobierno de España ha estado discutiendo sobre la legislación en materia vivienda y, «una vez despejado ese escenario», tiene que abordar una parte de esta norma regional que afecta al plano nacional.

«Vamos a ir por las buenas. De lo contrario no vamos a dejar de provocar un debate que afecta a la convivencia y a la vida de una parte importante de la Comunidad autónoma», ha remarcado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego.

MENSAJE A CIUDADANOS

De su lado, el consejero de Fomento, Nacho Hernando, se ha dirigido explícitamente a Ciudadanos, después de que la formación naranja manifestara que su propuesta de ley antiokupación en el pleno de este jueves tratará de corregir la «mala decisión» de la Junta, que «hace un año trasladó una ley similar directamente al Gobierno y no al Congreso».

Hernando ha asegurado que «bajo ningún concepto se han agotado las vías de diálogo con el Gobierno de España» respecto a esta norma, por lo que «no ha lugar» a que Ciudadanos presente su propuesta legislativa en esos términos.

Asimismo, ha defendido que el Gobierno de España «se toma en serio» su postura para que no se tenga que «activar una nueva iniciativa legislativa», avisando que si este proceso «no llegara a buen puerto» el Ejecutivo castellanomanchego se reservaría llevarla al Congreso de los Diputados.

Por último, el titular de Fomento ha precisado que estas palabras no se las podrá trasladar mañana al Grupo Parlamentario Ciudadanos en el pleno de las Cortes, ya que estará presente en la reunión con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que visitará Toledo este jueves.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí