El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha condenado el «chantaje y la chulería» de Vladimir Putin, a quien califica de «aspirante a zar» y al que ha advertido que no se «saldrá con la suya», porque cuando se lanza un «órdago» a Europa, esta termina «uniéndose».

En un acto en Guadalajara, ha alabado el ejercicio «verdaderamente inaudito» de diplomacia defensiva y militar de Occidente para evitar la tercera guerra mundial y para que se produzca un conflicto armado al estilo convencional, pues de ser así supondría un «fracaso». «¿Qué queremos?, el menor destrozo de vidas», ha reclamado.

El objetivo, a juicio de García-Page, es lograr que Putin no consiga «arruinar más a Occidente», por lo que ha reclamado una respuesta coordinada de la Unión Europea con «homogeneidad en las reacciones» en el ámbito militar, así como unión en el terreno de la estrategia energética.

Ha confiado en que de esta crisis emerja una actitud de Europa de reforzarse ante «miedos» con la energía, porque si no hay una defensa de la energía renovable «por el bien del planeta», que la defensa sea para favorecer «su bolsillo».

Así ha señalado que se puede cortar el suministro de un gaseoducto, pero «el viento y el sol es complicado que nos lo quiten», ha aseverado el presidente castellanomanchego.

ESPAÑA, «PAPEL INTELIGENTE»

Asimismo, ha destacado el «papel inteligente» que está jugando España en esta guerra, que debe seguir siendo «coordinado», porque «no se trata de ser los más chulos». También, ha reiterado la «mano tendida» de Castilla-La Mancha para «atender lo que haya que atender».

Ha reconocido ser «duro» en sus críticas hacia el presidente ruso, pero ha dejado claro que no van dirigidas hacia el pueblo ruso, que si «le dejaran hablar tendría una perspectiva distinta», lamentando la «falta de libertad y de fluidez democrática» a los que están sometidos los ciudadanos de este país.

Además, ha saludado que el canciller alemán Olaf Scholz le haya dicho a Rusia «hasta aquí», defendiendo que este país tiene que «empujar», ya que tiene el doble de riqueza que toda Rusia. «Me hubiera preocupado que hubiera roto la unidad de Europa», ha reconocido.

SOLIDARIDAD DE GUADALAJARA

De su lado, el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha mostrado al presidente de Castilla-La Mancha la «absoluta predisposición» del Ayuntamiento tanto a su gobierno como al central para hacer lo que esté en su manos con el fin de ayudar y acoger a las personas que huyen del «horror» de la guerra iniciada por Rusia en Ucrania.

Tras manifestar su preocupación por lo que está sucediendo en Ucrania, ha reiterado su condena a «esta maldita guerra iniciada por el desalmado presidente Putin» y ha brindad el apoyo del Consistorio hacia quienes «están sufriendo estas consecuencias». «Somos una ciudad generosa y humanitaria y estamos a disposición del Gobierno central y regional para prestar ayuda humanitaria en torno a este conflicto», ha concluido.

IMPACTO ECONÓMICO

En un acto anterior en Azuqueca de Henares, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha reafirmado el compromiso del Ejecutivo de Castilla-La Mancha por amortiguar el impacto económico del actual conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y sus posibles incidencias en la consolidación de la recuperación.

En materia de exportaciones, no obstante, la consejera ha señalado que el impacto directo puede ser muy moderado, ya que tanto Rusia como Ucrania ocupan un papel poco destacado en las exportaciones de la región, que el año pasado superaron los 9.000 millones de euros.

«Rusia ocupa el puesto 18 en los mercados exteriores para la región, con 68 millones de euros en exportaciones, dos tercios de ellos desde la provincia de Guadalajara; y Ucrania está en el entorno del puesto 40 con más de 21 millones de euros», ha detallado, citando sectores como el textil o el vino como las principales partidas exportadoras a ambos países.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí