El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha celebrado que los datos estadísticos de incidencia acumulada y nuevos casos de coronavirus en la Comunidad Autónoma se han visto reducidos en un 20% en la última semana, cifras que también se dejan notar en apartados como la presión hospitalaria.

En un acto institucional desde la sede del Gobierno regional, García-Page ha exhibido que Castilla-La Mancha es «la tercera región» con mejores datos una vez que la sexta ola empieza a remitir, lo que le hace pensar en que las previsiones de la OMS de recuperar un alto grado de normalidad en primavera pueden ser correctas.

«En primavera podemos tener un escenario distinto, no de eliminación del virus, sino donde prime más y sea más habitual recomponer la convivencia», ha indicado, augurando incluso que se podrán celerar «carnavales, Semana Santa y fiestas patronales en muchos pueblos», eso sí, con medidas «distintas».

El objetivo, ha dicho, es «llegar al verano con el 95% de la convivencia habitual» con una recuperación económica que en España «está siendo un ejemplo», como a su juicio demuestran datos como la recuperación del consumo interno o la recuperación del turismo extranjero.

ABIERTO A REFORZAR VACUNA A MENORES DE 20

El líder del Ejecutivo autonómico ha asegurado en este contexto que el servicio de salud de Castilla-La Mancha está «preparado» para afrontar una campaña de vacunación de refuerzo con otra dosis a los ciudadanos con una franja de edad entre 12 y 20 años.

Un colectivo que «se portó muy bien» a la hora de poner las primeras dosis, alcanzado un tasa del 98% del total de esta franja con vacuna.

«Si no hay contradicciones científicas y si es solo un problema de gasto e intendencia, vamos a poner refuerzo a todos los chicos. Nosotros apostaremos por que se ponga», ha incidido García-Page.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí