El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, se ha marcado como objetivo, desde la oposición que lidera y en lo que queda de legislatura, «convencer a la mayoría socialista de que más impuestos no es la solución». Avisa de que en caso de no conseguirlo, asumirá este propósito cuando sea presidente de la región.

Por ello ha propuesto imitar el modelo de Galicia, con supresión de impuestos y rebajas del IRPF, ya que «es injusto que los castellanomanchegos paguen más impuestos que en otras comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular».

Abundando en ello, ha citado informaciones que apuntan a que «las cinco comunidades autónomas gobernadas por el PP están generando empleo, riqueza y bienestar más que las otras nueve comunidades autónomas gobernadas por el PSOE juntas».

«El Gobierno de Sánchez está haciendo caja con los españoles. Ha aumentado un 15% la recaudación. Pero claro, hay que mantener 23 ministerios y el Falcon», ha criticado, poniendo en contra que el Gobierno andaluz, bajando impuestos, «ha conseguido mejorar la creación de empleo y generar más riqueza».

Día Mundial de las Mujeres Rurales

«ILUSIÓN POR EL CAMBIO POLÍTICO»

En otro orden de cosas, ha hablado de la «ilusión por un cambio político» generada en el Congreso de Sevilla del Partido Popular de la mano de «un político de Estado que será el próximo presidente de España», como es Alberto Núñez Feijóo.

Ha sacado pecho igualmente por el papel de los ‘populares’ castellanomanchegos, que han conseguido una «alta representación» dentro de la cúpula del partido, con la figura de Carmen Navarro en una de las vicesecretarías.

En este punto, Núñez ha evitado responder al hecho de que Carmen Navarro llegó a firmar la petición del PP para mantener el trasvase Tajo-Segura, y ha esquivado dar respuesta aludiendo a que el PSOE y Emiliano García-Page han votado «21 veces en contra de recuperar la carrera profesional sanitaria».

Así, ha hablado de los 1.578 hectómetros cúbicos que «se han trasvasado desde que García-Page es presidente». Por todo ello, ha recordado que fue el PP «quien propuso la Mesa del Agua» y quien potenció el acuerdo, pero un año y medio después «no se ha aplicado ninguna medida».

Sabores del Quijote

«Voy a seguir trabajando este año por que el agua sea un elemento de oportunidades, y cuando sea presidente de Castilla-La Mancha la usaremos para dar riqueza, confianza, certidumbre y crecimiento al sector primario de Castilla-La Mancha», ha enfatizado.

El canon del agua, recogido en la ley del Agua pero dejado en suspenso por el Gobierno regional, ha tenido protagonismo en la entrevista, y en esta línea Núñez ha asegurado que muchos alcaldes socialistas están reclamando su derogación total.

Vinícola de Tomelloso

En este objetivo ha reparado en la Proposición No de Ley del Grupo Popular para buscar esa derogación total: «Page puede no cobrarlo, porque ningún presidente ha puesto ese impuesto. Quiere recaudar cien millones de euros más», ha lamentado Núñez.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí