El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha propuesto a Emiliano García-Page que destine el 50 por ciento del presupuesto del Plan de Empleo a autónomos, pequeñas y medianas empresas, agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, con la misma normativa y forma en la que se hace con los ayuntamientos, y apostando por una bonificación a las empresas en las cuotas de la Seguridad Social durante 12 meses si se convierte al trabajador en indefinido.

Así lo ha indicado Núñez, en rueda de prensa en Cuenca, donde ha incidido en que la mitad de los 94 millones de euros que ha anunciado este viernes para generar 12.000 puestos de trabajo deben estar enfocados a empresas privadas que tienen dificultades para contratar personal y contar con una ayuda directa, al igual que los ayuntamientos, para contratar a una persona del desempleo.

El presidente del PP regional ha señalado que una persona que va del Plan de Empleo a una empresa privada tiene la posibilidad de encontrar un puesto de trabajo en esa misma empresa cuando terminen los 6 meses de contrato, ya que en un Ayuntamiento «no se puede mantener el puesto de trabajo» más allá de esa fecha, ha informado el PP en nota de prensa.

Con esta propuesta, según ha dicho Núñez, se permite la posibilidad de que un desempleado pueda permanecer en la empresa privada una vez haya demostrado su profesionalidad, su entrega, su dedicación y su esfuerzo durante la duración del Plan de Empleo.

Además, señala, que «para hacer atractivo que una empresa privada pueda mantener al trabajador, el Gobierno regional debe comprometerse a la aprobación de una bonificación en las cuotas de la Seguridad Social durante 12 meses si se convierte al trabajador del Plan de Empleo en indefinido».

Así, Núñez ha destacado que el PP propone a Page que, si tiene 94 millones de euros para generar 12.000 empleos en Castilla-La Mancha que en 6 meses van a volver al desempleo, destine 6.000 a los ayuntamientos y otros 6.000 a empresas privadas con el objetivo de generar expectativas y esperanzas de mantener el trabajo en estas empresas que «si tienen capacidad de insertar en el mercado laboral». «No implica más coste, implica voluntad política», ha insistido.

De otro lado, Núñez se ha referido «a la forma tan extraña» con la que Page habla de la fiscalidad de la región, ya que oír al presidente de la Junta decir «que ha puesto en marcha bonificaciones de impuestos que afectan a más de 90.000 castellanomanchegos», es lo mismo que «decir que hay 2 millones de castellanomanchegos a los que el Gobierno de Castilla-La Mancha no quiere bajar los impuestos».

Por ello, ha invitado una vez más al presidente regional a abordar a quién hay que bajar los impuestos, cómo hay que bajar los impuestos y qué impuestos hay que bajar con «rigor, transparencia, seriedad y sin demagogia en sede parlamentaria». «No he oído a Page hablar de mi propuesta para debatir en las Cortes sobre fiscalidad», ha añadido, mientras «si he oído a Page reconocer que hay 2 millones de ciudadanos a los que no ha bajado los impuestos».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí