CSIF Castilla-La Mancha ha alertado de que la subida del 6 por ciento en los salarios de los docentes del país durante los próximos tres años -un 1,5 por ciento este ejercicio- supondrá una merma de 8.500 euros de media en los emolumentos del profesorado en ese periodo.

Así lo han puesto de manifiesto este martes el responsable de CSIF Educación Toledo, Enrique de la Rosa, y el delegado de CSIF Educación Toledo, Juan José Losana, quienes han apuntado que esta subida es «muy pobre» y no palia el «desfase» de poder adquisitivo de los docentes teniendo en cuenta la inflación actual.

Juan José Losana ha recordado que la central sindical no firmó ese acuerdo porque sabía que «iba a pérdidas» y se ha preguntado por qué CCOO y UGT lo rubricaron «sabiendo que van a hacer perder a los funcionarios una gran cantidad de dinero».

Losana ha explicado que ya se han publicado las últimas nóminas del profesorado y que en ellas se recoge una subida de «en torno a los 250 euros brutos», pero ha insistido en que dicha subida no será suficiente para paliar el aumento de los costes de la vida.

Por ello, ha añadido, el informe realizado por el sindicato refleja que, teniendo en cuenta esa pérdida de 8.500 euros de media, los profesores trabajaran «gratis» 93 días en ese periodo de tres años, es decir, un mes al año.

De igual modo, se ha preguntado por qué otros sindicatos «están exigiendo un 4 por ciento» de subida para los docentes de la educación privada mientras que en la pública «se conforman con el 1,5».

Inma Delgado Fotografía New Born

CARGA BUROCRÁTICA

Por su parte, Enrique de la Rosa ha hecho hincapié en otros aspectos educativos más allá del económico, como son los «recortes que mantiene la Consejería desde el año 2011» en ratios, horarios lectivos, interinos o burocracia, enfatizando este último y criticando que el sistema educativo tiene «un profesorado sobrepasado por el papeleo absurdo».

Por ello, ha recordado, recientemente se ha presentado por parte de CSIF un «plan de choque» para acabar con la burocracia que, ha sostenido, cuenta con el apoyo de «más de 2.000 docentes» de la Comunidad Autónoma.

De la Rosa ha lamentado que los profesores se han «convertido en escribientes de documentos más que en docentes» al tener que rellenar planes de organización y «un montón de documentación».

«Los maestros son docentes, no burócratas. La carga burocrática es absolutamente exageradísima», ha finalizado.

Bogas Bus



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí