Inés Cañizares

La diputada de Vox por la provincia de Toledo en el Congreso de los Diputados Inés Cañizares ha avanzado que su formación supeditará un hipotético apoyo a un Gobierno del Partido Popular en Castilla-La Mancha al compromiso expreso de los ‘populares’ de derogar leyes «ideológicas» como la ley contra la violencia machista, la ley de Economía Circular o la inminente ley por los derechos LGTBi, a lo que ha sumado la premisa de abandonar la estrategia de la Agenda 2030 y abrazar la ‘Agenda España’ que propone el partido de Santiago Abascal.

En todo caso, ha querido puntualizar que desde Vox no defienden derogar estas leyes «al día siguiente», pero sí llevar a cabo un análisis de las dotaciones presupuestarias y de las personas contratadas a raíz de ponerlas en marcha, para culminar más tarde en un proceso de derogación.

A pesar de que «el histórico de Vox» en otras regiones es pactar con el PP, Cañizares observa que el PP de Núñez «está tomando una deriva» que le va a llevar a «pactar con el PSOE», al tiempo que ha señalado que no han tenido por el momento ningún contacto formal con los ‘populares’ a nivel regional.

«Ningún contacto formal. En mi caso concreto, a Núñez le he visto en eventos y saludos cordiales, ni reuniones, ni llamadas, ni conmigo ni con ninguna otra persona de Vox», ha remarcado.

En todo caso, en un supuesto pacto Vox primaría más que se materializaran sus políticas en la región que hacerse con una Vicepresidencia o una Consejería. «¿Tengo sillones pero no competencias?, no tiene ningún sentido, no queremos cambiar unas personas por otras, queremos nuestras políticas», ha aseverado.

PERSPECTIVAS ELECTORALES

Sobre sus perspectivas electorales de cara a 2023, Inés Cañizares ha indicado que el «pulso» de la calle «es bueno», porque «cada vez más españoles» se acercan a Vox y conocen su mensaje, lo que se traduce «en más afiliados y más simpatizantes».

En todo caso, ha remarcado que le gustaría que Vox entrara en la cámara castellanomanchega, porque, a su juicio, muchos ciudadanos son «afines» a esta formación política y necesitan «tener una voz aquí».

Resta importancia al número de diputados que pudiera obtener Vox tras las próximas elecciones autonómicas, y ha puesto como ejemplo la diputada que tienen en el Parlamento vasco o los once parlamentarios que hay en Cataluña.

«Con uno sería suficiente para poder trasladar nuestro mensaje en las instituciones. Nos gustaría, como a cualquier formación política, cuanta más representación más posibilidades de que nuestras políticas se lleven a cabo, pero no nos importa el número de sillones», ha destacado Cañizares.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí