El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha criticado «la obscenidad» de perdonar impuestos a las rentas de más de un millón de euros «mientras hay gente en la calle que no puede llegar a fin de mes» y ha pedido a la izquierda «que no entre en la trampa fiscal».

Durante el Comité Regional de CCOO de Castilla-La Mancha, Sordo ha subrayado que en los últimos días está viendo «con mucha preocupación» el «despropósito de plantear una bajada generalizada de impuestos en España».

De esta forma, a juicio del secretario general de CCOO, «si se quieren mantener un sistema de servicios públicos adecuados, impulsar la economía, proteger la sanidad, las pensiones o la dependencia de las mayorías sociales», ve «necesario» mejorar la recaudación del país «y no entrar en subas fiscales».

«Cualquier medida de rebaja de impuestos en este momento tiene que ser muy focalizada, muy justificada y de carácter temporal, y cualquier bajada generalizada en el IRPF, el impuesto de patrimonio u otros me parece obsceno que, mientras haya gente que no llega a fin de mes, se perdone impuestos a las rentas de más de un millón de euros».

Seguros Soliss

Por ese motivo, cree que esta bajada anunciada por varias comunidades autónomas es «una obscenidad» y ha incidido en que la izquierda «no puede caer en esa trama de anti impuestos que quiere plantear el poder económico y la derecha política».

Y es que, según Sordo, «la subasta de impuestos a la baja entre las comunidades autónomas es una forma de descoser el país, pretender atraer las inversiones del vecino a través de una rebaja de impuestos es antipatriótico».

Por tanto, el secretario general de CCOO ve necesario «proteger a los que más lo necesitan, evitando una rebaja generalizada de impuestos o evitando situaciones profundamente regresivas».

Todo ello porque, según su parecer, «las rebajas de impuesto de hoy serán los recortes sociales de mañana en un país que tiene una deuda pública de más del 100% del PIB.

Así, Sordo ha augurado que CCOO «se quedará quizás solo en la defensa de una posición de corresponsabilidad fiscal, pero este sindicato no va a caer en ese discurso neoliberal que está absolutamente perdido y que no sabe ni donde situarse, porque Europa va en otra clave en este momento».

Por eso, ha vuelto a esperar que «ni el Gobierno ni las comunidades autónomas y las fuerzas políticas de izquierda se dejen arrastrar a ese abismo fiscal, a esa trampa, a ese populismo».

VE MATICES EN LA «LECTURA POSITIVA» DE LA BAJADA DE LA INFLACIÓN

Además, Sordo también se ha pronunciado sobre la bajaba de la inflación al 9% que se ha conocido este jueves, y ha supuesto que, «a la lectura positiva que se le dará, habría que añadir matices».

Y es que, a juicio del dirigente sindical, «en septiembre del año pasado estábamos ya en un 4%, y ahora en un 9%, por lo que la inflación sigue siendo altísima y no hay que echar campanas al vuelo».

AQUALIA

Por otro lado, ha indicado que la inflación subyacente «sigue siendo muy preocupante, porque se ha situado solo dos décimas por debajo que el mes anterior».

A su juicio, este dato «está indicando que las empresas siguen repercutiendo los incrementos de los costes empresariales en la cesta de la compra y, mientras esta práctica se está llevando desde que comenzó la guerra en Ucrania para salvaguardar los márgenes empresariales, las patronales están bloqueado la negociación de los salarios».

De esta manera, Sordo ha aseverado que las organizaciones empresariales están teniendo una posición «altamente irresponsable», que está conduciendo a España «a un conflicto social».

«La posición de los sindicatos en este momento siegue siendo de mano tendida para abordar una negociación sobre los salarios, pero de firmeza y contundencia en la movilización que queremos canalizar a la calle, porque no se puede permitir que unas organizaciones empresariales que repercuten los precios de los incrementos de los costes a la vez bloquee los salarios».

Picazo de Nova / TurboSeguros

REPARTO DE LA RIQUEZA A TRAVÉS DE LOS SALARIOS

Por otro lado, Sordo ha recordado la movilización que se va a llevar a cabo el próximo 3 de noviembre bajo el lema ‘Salario o Conflicto’ para promover un reparto de la riqueza a través de los salarios.

«Ante el bloqueo de las negociaciones colectivas por parte de las organizaciones empresariales, las administraciones públicas tienen que tomar partido», ha pedido Sordo, y esto se tendría que llevar a cabo «subiendo el salario mínimo, a través de permitir un buen acuerdo entre la función pública y promover otras formas de distribución de la riqueza».

Ha visto claro que en España se tenga que hacer una reforma fiscal, «pero no para bajar impuestos», sino «para que las empresas y el capital paguen adecuadamente y de forma más corresponsable en función de los beneficios que obtienen».

Por eso, el secretario general de CCOO ha subrayado que en España «no habría que estar hablando de disminuir los impuestos a los que ganan más de un millón de euros, sino que las empresas en nuestro país coticen al menos un 15% de sus beneficios a través del impuesto de sociedades».

«La negociación colectiva es una cuestión de empresarios y sindicatos, esto es así, pero el Gobierno y las administraciones pueden hacer mucho por fomentar la redistribución de la riqueza», ha esgrimido.

MOVILIZACIÓN «INEVITABLE»

En línea con estos mensajes, el secretario general de CCOO en la región, Paco de la Rosa, ha señalado que la movilización es inevitable cuando la negativa patronal a dar un empujón a los salarios es patente, como ocurre en la región. «Denunciamos la irresponsabilidad patronal en el último año y medio, y hablar de irresponsabilidad igual es quedarse corto teniendo en cuenta que el 83% del incremento de los precios viene determinado por el abusivo crecimiento de los beneficios empresariales; la patronal tiene que tener responsabilidad y no pensar solo en su ombligo, no puede ponerse de perfil».

Sobre los sucesivos anuncios de rebajas fiscales en algunas comunidades, y en alusión a los anuncios que puedan hacerse en la región en los próximos días en esta materia, Paco de la Rosa ha dicho que espera que el presidente Emiliano García-Page «no hablará de mercadillos fiscales ni se sumará a la sinrazón o carrera alocada de algunos presidentes de autonomías de rebajar impuestos, en el caso del PP para quienes tiene patrimonios superiores al millón de euros, algo absolutamente inconcebible».

CCOO, según ha informado en nota de prensa, mantiene su apuesta por que «el diálogo social presida la estrategia que se va a seguir en esta tierra en los próximos meses, y es imprescindible que la patronal se sume a este diálogo social y que el Gobierno tome las riendas para que desde la política se busquen fórmulas y soluciones para intentar que la gente no lo pase muy mal».

Por su parte, la secretaria general de CCOO Cuenca, María José Mesas, ha aludido a la situación de la negociación colectiva en la provincia, con serios conflictos en algunos sectores. «Tenemos el caso de las personas trabajadoras de ayuda a domicilio con un convenio colectivo vencido desde 2014 y más de un 15% de pérdida de poder adquisitivo para las trabajadoras, muchas de las cuales cobran por debajo del SMI, también el conflicto de Limpieza de Edificios y Locales con un calendario de movilizaciones camino de la huelga general», y convenios sin negociar como el de Campo o el de Hostelería».

CCOO Cuenca es «una organización preparada, fuerte y sobre todo movilizada, para conseguir reactivar la negociación colectiva y propiciar «una subida de los salarios que haga frente a la elevada inflación y al incremento descontrolado de los precios, que hacen que la situación de las familias sea cada día más complicada».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí