El director-gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, José Manuel Martín Aparicio ha visitado la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Tomelloso. Una de las más importantes, por su envergadura, de las 236 que gestiona la Administración regional desde Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha. Lo que la convierte en la comunidad autónoma con mayor gestión pública de la política de depuración de agua en España.

En total, Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, entidad de Derecho Público de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, “presta servicio a 245 municipios y 465.000 habitantes de la región”, según ha señalado el director de la Agencia del Agua en Tomelloso, que ha hecho hincapié en que, “junto con la de Valdepeñas y Villarrobledo, son las tres mayores depuradoras de la región”.

En concreto, la EDAR de Tomelloso lleva en funcionamiento desde junio de 2015 y está diseñada para 140 000 habitantes equivalentes. Actualmente, recibe un caudal medio de aguas residuales del municipio de 8 000 m3/día. “Podemos decir muy alto que el agua tratada cumple con las condiciones exigidas para su vertido, lo que redunda en una mejoría de nuestro medio acuático y nuestro medio ambiente”, ha afirmado.

Además, Martín Aparicio ha manifestado que la apuesta por una política pública del agua es clara y Castilla-La Mancha dispone de un Plan Agua, en el que se incluye el ambicioso Programa de Depuración que pretende “en diez años depurar el cien por cien de las aguas que se devuelven al medio natural en la región y de las que depende, en gran parte, la calidad de nuestros ríos y acuíferos”.

Santiago Apóstol

En este sentido, cabe destacar que “sin el compromiso del Gobierno regional y sin una entidad como Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, muchas de estas instalaciones no estarían construidas ni en funcionamiento, sobre todo, en los municipios más pequeños”.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural invertirá alrededor de 55 millones de euros en la depuración del agua residual en estas nuevas actuaciones que se iniciarán en 2022. Un año muy importante para el impulso al Plan de Depuración de Castilla-La Mancha. El Gobierno regional tiene previsto iniciar las obras de nuevas depuradoras, algunas paralizadas en 2012 como la EDAR de El Picazo, en Cuenca. Y se mejorará el tratamiento de la EDAR de Los Pozuelos de Calatrava, en Ciudad Real, entre otras actuaciones inminentes. Una vez construidas, estas nuevas obras se gestionarán desde Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, asegurando su correcto funcionamiento durante toda la vida útil de la infraestructura.

Bogas Bus

El director de la Agencia del Agua ha estado acompañado por la delegada de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Ciudad Real, Amparo Bremard; el director técnico de Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, Fernando Payán; la directora financiera, Silvia Díaz del Fresno; además de concejales del Ayuntamiento de Tomelloso y técnicos de Aquona.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí