El Centro de Tecnificación Gastronómica Palacio Valdeparaíso es desde esta tarde una realidad. Apadrinado por el acreditado chef Paco Roncero y con la presencia del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha echado a andar un proyecto impulsado por el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, quien ha puesto un especial empeño en procurar un espacio para la formación, promoción e innovación en torno a la enogastronomía manchega estrechamente vinculada al impulso del turismo. «Como ha ocurrido con Fenavin, también en esta materia queremos ser los primeros», ha dicho.

Así lo ha verbalizado ante un nutrido auditorio que se ha dado cita en el Palacio de los Condes de Valdeparaíso de Almagro, un recinto propiedad de la institución provincial que ha pasado a ser referente en la búsqueda de la excelencia con el objetivo primordial de exaltar nuestra rica gastronomía, valorizar los productos que nos hacen singulares y especializar nuestra cocina maridada con nuestros vinos, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Para ello, la Diputación de Ciudad Real ha contado con el apoyo de la Asociación Provincial de Hosteleros y con la participación del Basque Culinary Center y la Asociación Eurotoques. A sus representantes ha mostrado su agradecimiento Caballero, quien ha conferido una gran importancia al hecho de que el Centro de Tecnificación Gastronómica también se convierta en nexo de unión entre el mundo laboral y el formativo.

Entiende, del mismo modo, que el CTG tiene la misión de formar a los profesionales de la gastronomía manchega en nuevas técnicas y productos así como el cometido de potenciar la alta cocina en torno a nuestros productos agroalimentarios.

Se trata, en definitiva, de trabajar de manera multidisciplinar para contribuir a la calidad y a la profesionalización del sector con la puesta en marcha de un proyecto pionero que ofrece la posibilidad de colocar a la provincia de Ciudad Real a la vanguardia en materia de innovación gastronómica, a la vez que sirve para incentivar a los profesionales del sector hostelero, a quienes se pretende animar a que continúen o inicien trayectorias relevantes que eleven el prestigio de la gastronomía manchega.

Caballero entiende que el Centro de Tecnificación Gastronómica da sus primeros pasos con una interesante hoja de ruta porque aborda la gastronomía como sector transversal que contribuye a generar dinamismo en la provincia y, por tanto, riqueza y empleo.

No en vano, necesita del concurso de los chefs, los encargados de innovar a partir de platos tradicionales, del sector agroalimentario, que exhibe su potencial como uno de los más representativos en la economía de la provincia, y de la hostelería, el vehículo ideal y obligado para difundir la riqueza gastronómica del territorio ciudadrealeño.

Ha agradecido Caballero importantes presencias en la puesta de largo del CTG Palacio Valdeparaíso. Se han dado cita en Almagro representantes de la enología y el enoturismo, de la hostelería y restauración, del ámbito empresarial y del comercio, así como una representativa delegación de cargos públicos y autoridades locales, provinciales, regionales y nacionales.

Han tomado la palabra, asimismo, el alcalde de Almagro, Daniel Reina, quien ha resaltado la importancia que tiene para la villa encajera contar con un Centro de Tecnificación Gastronómica. Y el director general del Basque Culinary Center, Xose Mari Aizega, ha puesto el acento, entre otras cosas, en el interés de la Diputación de Ciudad Real por levantar y lograr un mayor reconocimiento de la cocina manchega con la calidad como aval principal de las atractivas creaciones gastronómicas que, a buen seguro, se obtendrán.

El Centro de Tecnificación Gastronómica Palacio Valdeparaíso cuenta con unas magníficas instalaciones distribuidas en varias zonas como la de bienvenida y recepción, cocina y almacenamiento de enseres y productos, la zona de restaurante y de aulas, entre las que se encuentra un lugar habilitado convenientemente para la celebración de catas y un Aula Magna. Del mismo modo, existe un amplio cuerpo en el edificio que permite el alojamiento.

Vinícola de Tomelloso

Todos los espacios están distribuidos en un palacio decimonónico bien conservado dependiente de la Diputación de Ciudad Real por el que los últimos han pasado miles de personas, ya que se dedica con acierto a usos docentes, académicos y culturales.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí