Los motivos que pueden llevar a una persona a aprender un idioma son muchos y variados. Tal vez quiera hacerlo para conocer gente nueva, o tal vez para viajar. Quizá busque más oportunidades en el ámbito laboral, pero quizá lo haga por mera curiosidad. Cada uno tiene sus razones. No obstante, llegados a este punto, hay que tener en cuenta que no todos los idiomas son tan fáciles de aprender. Así, para la gente de habla hispana, existen algunos idiomas más sencillos que otros.

Inglés

Al no ser una lengua derivada del latín, suele pensarse que el inglés resultará complicado de aprender, pero nada más lejos de la realidad. Una de las ventajas del inglés, por ejemplo, es que dispone de una gramática más sencilla que la del español. Además, es un idioma muy presente en la vida actual de cualquier persona, así que todo el mundo está familiarizado con multitud de términos ingleses, haya estudiado o no dicha lengua. A nivel práctico, estudiar inglés puede resultar muy interesante. Por eso, hoy en día es sencillo aprenderlo y certificar el nivel que se posee mediante diferentes exámenes.

Portugués

Se dice que el portugués es el idioma más accesible para cualquier español, y eso es cierto. Después de todo, se trata de una lengua romance, de modo que también proviene del latín. Su origen común, pues, ayuda a que ambas lenguas comparten muchos puntos, incluyendo vocabulario o estructuras gramaticales. Además, los dos idiomas poseen características similares en su pronunciación, lo que también facilita la comprensión oral.

Si analizamos palabras como boca, beber o negro, descubriremos que se escriben del mismo modo en ambos idiomas y que tienen el mismo significado. A la hora de aprender portugués, eso sí, hay que tener en cuenta si se está estudiando la variedad de Portugal o la brasileña, ya que estas pueden diferir en algunos aspectos.

Italiano

El italiano es otro de esos idiomas que resultan tan parecidos al español que incluso es posible entenderlo sin poseer conocimientos del mismo. Se trata de otra lengua románica con un parecido elevado a nivel léxico con el español. Además, hay que tener en cuenta que algunas palabras de nuestra lengua, como fiasco, novela o bancarrota provienen del italiano.

En cuanto a la pronunciación, esta es fácil, aunque tiene ciertas diferencias respecto al español, algo que se debe tener en cuenta a la hora de aprender esta lengua.

Catalán

Esta lengua se habla en varias regiones de España, pero también es una de las lenguas oficiales de Andorra y se habla en el sur de Francia. Lo bueno del catalán es que cuenta con las suficientes similitudes con el español como para que su aprendizaje sea bastante rápido y sencillo.

El vocabulario del catalán suele parecerse mucho al del español, así que podemos encontrar palabras que, si bien difieren ligeramente, se parecen lo suficiente como para ser entendidas. verd, por ejemplo, significa verde, y pantaló es pantalón. No obstante, también encontraremos la presencia de falsos amigos, es decir, palabras idénticas a otras, pero con un significado completamente distinto.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí