La AIReF prevé para la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha un déficit del 0,7% del PIB en 2022, por encima de la tasa de referencia del -0,6% del PIB, según el informe sobre los presupuestos iniciales 2022 de la región en el que se mantienen las estimaciones del informe anterior.

Según el mismo, el cierre del ejercicio 2021 en la Comunidad Autónoma impacta positivamente en 2022 ya que cerró el pasado año con un superávit del 0,3% del PIB, mejorando un punto y una décima las previsiones del informe de líneas.

No obstante, señala que cuatro décimas de dicha mejora se han originado por el registro neutro de los fondos europeos -que ha supuesto una imputación de recursos similar a los empleos ejecutados-, y otras tres décimas por el traslado a 2022 del gasto por las ayudas a empresas no ejecutadas y no reintegradas en 2021.

Depurando estos elementos, que se trasladan con efecto contrario a 2022, el resultado de 2021 ha sido cuatro décimas mejor a la esperado en octubre, gracias a la positiva evolución de los ingresos tributarios y a la ejecución de gastos por debajo de la estimada en ese momento.

Con todo, la AIReF apunta que la Comunidad Autónoma prevé alcanzar un déficit similar al previsto en el presupuesto, que sería del 1,2% del PIB bajo las actuales estimaciones de PIB regional.

Si bien el presupuesto no recogió cambios sustanciales sobre el proyecto informado, la región ha facilitado una previsión de cierre que actualiza a la baja en la misma medida los ingresos y gastos del presupuesto, concentrándose las discrepancias de las estimaciones de la AIReF con las previsiones autonómicas en los ingresos.

Sabores del Quijote

INGRESOS

La AIReF prevé que los ingresos de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha en 2022, sin considerar los recursos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y las ayudas directas a empresas, reduzcan 1,4 puntos su peso en PIB, hasta el 18,1% del PIB. Esto supone un descenso en torno al 3% sobre el nivel del 2021.

Como ya se indicó en el informe anterior, las menores transferencias extraordinarias y las derivadas del sistema de financiación autonómica respecto a las registradas en 2021 condicionan la evolución del conjunto de los recursos. Estas transferencias procedentes del Estado, que suponen más del 65% de los ingresos netos, caen un 7%.

Inma Delgado Fotografía New Born

Por otro lado, se espera que se incremente en torno a 9% el resto de los recursos ajenos a fondos PRTR gracias a la evolución positiva esperada en los ingresos tributarios distintos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, los ingresos asociados a la producción y otros, que pueden verse afectados por la inflación actual y los ingresos procedentes de los fondos europeos tradicionales.

LOS EMPLEOS, AL NIVEL DE 2021

Los empleos de la Comunidad Autónoma en 2022, sin considerar los fondos PRTR ni las ayudas a empresas, se mantendrán respecto al nivel de 2021, minorando su peso 9 décimas hasta el 18,6% del PIB regional.

Se sigue considerando que en 2022 cerca del 70% del gasto incurrido en 2021 como consecuencia de la pandemia no se replicará, si bien se sigue esperando un aumento importante del gasto no vinculado directamente al COVID, que podría verse afectado en parte por el crecimiento en los precios.

La AIReF estima que en 2022 el gasto computable a efectos de la regla de gasto en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha podría crecer hasta el 2%. Con los datos de cierre y la información disponible para 2021, se estima que en ese año la variación del gasto computable puede estar en torno al 9%.

Considerando este punto de partida y la actual previsión de empleos de la AIReF, se estima que en 2022 el gasto computable podría aumentar cerca del 2%.

PREVISIONES DE DEUDA

Respecto a las previsiones sobre la deuda de Castilla-La Mancha, la AIReF las empeora en casi medio punto respecto del informe anterior, principalmente por la revisión del PIB regional, si bien este efecto negativo se compensa con otros de impacto contrario.

Así, señala que las previsiones sobre el nivel de deuda al cierre del 2022 han empeorado en 4 décimas, debido principalmente a la revisión del PIB regional, que implica una subida de la ratio deuda/PIB respecto del informe de líneas de 0,6 puntos.

En sentido contrario actúa el superávit de tres décimas de PIB generado en 2021, que corresponderá aplicar a reducción del endeudamiento neto.

Día Mundial de las Mujeres Rurales

De acuerdo con las previsiones de la AIReF, la ratio deuda sobre PIB se reducirá hasta el 35,1% en 2022. Como ya se apuntaba en el informe de líneas, las previsiones de crecimiento del PIB para 2022 permitirían compensar el efecto fiscal previsto, reduciendo en casi punto y medio de PIB la ratio de deuda. La previsión de deuda de la AIReF está en línea con la de la Comunidad.

Por su lado, la ratio de deuda sobre ingresos corrientes registra un crecimiento próximo al 7% en 2022, mientras la ratio sobre PIB baja casi un 4%.

La ratio deuda sobre ingresos corrientes ofrece una perspectiva diferente de la evolución el endeudamiento. Puesto que los ingresos autonómicos y el PIB no van siempre acompasados, especialmente en estos últimos años se observa una tendencia distinta en la ratio de deuda según se calcule sobre ingresos o sobre PIB.

Bajo los supuestos de un escenario normativo se proyecta una reducción de la ratio de deuda de 15,1 puntos de PIB en los próximos 15 años, alcanzando el nivel previo a la pandemia en el año 2022.

Bajo el mismo escenario, se proyecta una reducción para el conjunto del subsector de 12,1 puntos. El crecimiento económico será el factor que más contribuya en la reducción de la ratio ambos casos, apoyado en un saldo fiscal que se volverá positivo en los próximos años. El límite de referencia del 13% no se alcanzará hasta mediados de siglo.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí