La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ciudad Real exige una rectificación inmediata del ministro de Consumo, Alberto Garzón, y su dimisión, por sus últimas declaraciones al diario británico The Guardian, del pasado 26 de diciembre, donde afirmó que España exporta carne de mala calidad de animales maltratados. Además, volvió a defender la reducción del consumo de carne e ironizó diciendo que el verano pasado las críticas a este respecto le vinieron de parte de los hombres, que “sentían que su masculinidad se vería afectada por no poder comer un trozo de carne o hacer un asado”.

La organización agraria traslada su absoluto rechazo a estas manifestaciones y considera inconcebible que un ministro español haga este tipo de declaraciones, que atentan contra las comarcas de nuestra provincia que tienen en la ganadería su principal actividad económica. Para ASAJA Ciudad Real son afirmaciones que demuestran un profundo desconocimiento del campo y causan enormes daños económicos a los titulares de las explotaciones ganaderas, un sector que atraviesa ya una complicada situación de rentabilidad. La organización provincial agraria recuerda que en España se produce bajo el paraguas de la legislación más exigente del mundo en cuanto a seguridad alimentaria, bienestar animal, trazabilidad de productos y control de materias primas. A esto se suma que la ganadería, además de ser la mejor herramienta para luchar contra el despoblamiento, es el mejor aliado para el cambio climático y la única actividad económica que actúa de sumidero de dióxido de carbono.

ASAJA Ciudad Real no comprende cómo desde la Presidencia del Gobierno se puede mantener un ministerio que está sistemáticamente atacando a un sector tan importante como es el agroganadero. Ante este nuevo despropósito la organización agraria pide al presidente Sánchez que, si no se produce la dimisión, cese inmediatamente al ministro Garzón. ASAJA Ciudad Real recuerda al Gobierno que lo que necesita en este momento la ganadería es su apoyo incondicional, y no declaraciones de este tipo con las que se pone en duda el incuestionable trabajo y esfuerzo que están haciendo los ganaderos desde sus explotaciones, al límite al soportar una grave crisis de rentabilidad.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí