Fachada del Ayuntamiento de Tomelloso

Ayer, 7 de abril, conocíamos la triste noticia de que un trabajador de 39 años fallecía tras caer desde una altura de 6 metros mientras realizaba las labores propias de su puesto de trabajo para una empresa multiservicios de Tomelloso. Desde Izquierda Unida Ciudad Real, y en especial desde su asamblea de Tomelloso, han querido darle todo su apoyo a la familia del trabajador, y esperan que los servicios públicos investiguen las circunstancias de la muerte y, en su caso, pidan las oportunas responsabilidades.

“Los accidentes laborales siguen siendo una lacra en nuestra sociedad que, a pesar de los inumerables avances tecnológicos producidos en materia de seguridad laboral está lejos de erradicarse”, recuerdan desde la formación. Solo en el pasado año 2021 se produjeron 705 accidentes laborales con resultado de muerte y según los datos de UGT los accidentes laborales aumentaron en un 24% en la provincia de Ciudad Real.

Las principales causas son los deficientes equipos de seguridad, el estrés y los elevados ritmos de trabajo que hacen prácticamente imposible el cumplimiento correcto de los protocolos de seguridad laboral. “La siniestralidad laboral es uno de los precios que tenemos que pagar los trabajadores y trabajadoras para que la patronal pueda obtener cuantiosos beneficios a costa de nuestra salud o de nuestra vida”, ha expresado, añadiendo que “la seguridad laboral debe ser un pilar fundamental en las medidas laborales que tenemos que reivindicar e implementar junto con las organizaciones sindicales de clase”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí