Alrededor de 2.000 agricultores y unos 150 tractores han tomado las calles de Ciudad Real este jueves en señal de protesta contra el aumento de los costes de producción.

En la marcha han estado presentes agricultores y ganaderos procedentes de Cuenca, Albacete y Toledo así como organizaciones y cooperativas de Castilla-La Mancha.

Así lo ha indicado durante la atención a medios el presidente de Asaja, Pedro Barato, junto al secretario regional de UPA, Julián Morcillo, el director de cooperativa agroalimentarias y el vicepresidente provincial de Coag, Victoriano Alhambra.

El comienzo de la manifestación ha tenido lugar frente a la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadiana donde los agricultores llevaron una cisterna para echar agua.

Además, aprovecharon la concentración para lanzar huevos contra la fachada del edificio. Durante el recorrido, han podido verse lemas como ‘sin el campo no hay vida’ o ‘no a los recortes en el mundo rural’.

Los manifestantes piden al Gobierno medidas que puedan paliar el aumento en los costes de producción, ayuda en el acceso al agua y exigen a las administraciones que les escuchen.

Barato ha pedido que se cesen los ataques al sector agrícola y ganadero español. «El Gobierno tendrá que ser más comprensivo del comportamiento que ha tenido el campo en esta pandemia, no ha faltado nada en los supermercados y ahora el campo pide ayuda y reciprocidad», ha dicho.

Con estos costes de producción, a su juicio, «es inviable que se puedan mantener muchas explotaciones sobre todo en las medianas y pequeñas en la región», añadiendo que «el campo está diciendo basta en toda España».

«No podemos estar pagando cánones de agua sin regar y tampoco energía sin utilizarla», ha lamentado a la vez que ha exigido soluciones para que la tubería de la llanura manchega «ponga agua al campo de Calatrava y a las tablas de Daimiel» para que les dejen «regar dignamente».

Además, el presidente de Asaja ha lamentado que las zonas rurales sin agua propician los problemas de empleo y despoblación.

SUMINISTROS TRIPLICADOS

De su lado, Morcillo ha lamentado que los suministros se han multiplicado por tres y que el gasoil que utilizan, un 40 por ciento. Asimismo, ha pedido una ley de la cadena efectiva «para que los agricultores y ganaderos puedan cubrir los costes de producción».

Por su parte, Alhambra ha dicho que la ganadería está mucho peor que la agricultura y ha lamentado que el cordero manchego se está vendiendo al mismo precio que hace 30 años al igual que la uva, por ejemplo.

«Los productos que necesitamos para producir se han incrementado en un 300 por ciento», ha añadido.

«Hoy es la señal de que nos reunamos tantas personas, para hacer un día histórico donde pediremos que se ponga en funcionamiento la ley de la cadena alimentaria», ha dicho a la vez que ha pedido que «los gobernantes deben tomar nota, estamos igual que hace 40 años en cuanto al acceso a parcelas e instalaciones ganaderas, la maquinaria de ahora no es la misma que la de hace cuatro décadas».

La marcha ha concluido frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real donde se ha leído un manifiesto con la tabla de diez reivindicaciones para el campo.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí