Llega el frío y con él los braseros y las estufas a los hogares, pero también las reuniones familiares y de amigos en casas y cocinillas entorno a las lumbres, unos momentos de ocio que una vez finalizados, pueden ocasionar importantes daños si no se extrema la precaución de que las cenizas desechadas están totalmente apagadas. Señalar que las cenizas deben ser depositadas en el contenedor de materia orgánica, es decir, el contenedor de tapa marrón.

Desde la Mancomunidad de Servicios Comsermancha, a través de su presidente, Pedro Ángel Jiménez, se hace un llamamiento a extremar la precaución a la hora de desechar los restos de lumbres, estufas, barbacoas o braseros en los contenedores.

Seguros Soliss

Jiménez ha destacado que todos los años cuando llega el otoño e invierno la Mancomunidad tiene grandes problemas de incendios en los contenedores, “muchos de ellos provocados por un mal uso”, generando importantes daños en los propios contenedores, en el mobiliario urbano y en la vía pública, pero también en vehículos aparcados cerca de ellos, redes eléctricas próximas o viviendas.

Por lo que desde la Mancomunidad se hace un llamamiento a los vecinos y vecinas, de los 21 municipios que la forman, a extremar la precaución y a cerciorarse que las cenizas están bien apagadas antes de depositarlas en el contenedor.

Por otro lado, se recuerda que el horario para depositar los residuos en los contenedores es de 20:00 a 23:00 h. de lunes a sábado.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí