Unas 300 personas se han concentrado este miércoles en la sede de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, sita en el toledano barrio de Santa María de Benquerencia, contra la agresión física del padre de un alumno del IES ‘La Sisla’ de Sonseca (Toledo) a dos profesores del centro y al educador social.

En declaraciones a los medios, la consejera del ramo, Rosa Ana Rodríguez, ha mostrado «tolerancia cero» con la violencia en las aulas, ha enviado un mensaje de apoyo a toda la comunidad educativa y, haciéndose eco del manifiesto elaborado por el centro y que se ha leído en la protesta, ha reivindicado: «Todos somos Fran. Todos somos Ana».

Así, la titular de Educación ha mostrado su rechazo «absoluto» por los acontecimientos que tuvieron lugar este martes en el IES de Sonseca y ha calificado de «deplorable» que en un centro educativo, «un espacio donde hay que convivir, educar y crear valores de tolerancia y respeto», se cometan actos de este calado.

Ha asegurado que desde el primer momento la Consejería, «la casa madre de la educación de la región», se ha puesto a disposición de la comunidad educativa y ha acompañado a los profesionales que fueron agredidos en ese primer juicio rápido que ha tenido lugar este miércoles. «Hemos puesto a disposición todo el equipo jurídico de la Consejería y nos personaremos como acusación particular en este caso, que nos parece grave y que no es lo que representa a la sociedad castellanomanchega», ha destacado la consejera de Educación.

Seguros Soliss

MANIFIESTO

El manifiesto leído en el acto recoge que «la palabra es lo que nos diferencia de los animales» y por eso, en las aulas, se trabaja con la palabra.

«Os damos la palabra, alumnos, para que uséis la inteligencia y la reflexión. Para que crezcáis en libertad y autonomía del pensamiento propio, y en la expresión de vuestros sentimientos. Para que comprobéis los diferentes modos de sentir y pensar que enriquecen a cada persona, a cada aula, a cada familia, a cada pueblo, a cada sociedad. Y para enseñaros que nunca viváis bajo la tiranía de la brutalidad, los puros instintos y la fuerza bruta».

Inma Delgado Fotografía New Born

Según indica el texto, «no tenemos por qué estar todos de acuerdo: ni en todo, ni en parte. Pero esto nunca justificará el uso de la violencia, ni verbal ni mucho menos física». Según dice el manifiesto, los profesionales de los centros están «para inculcar la palabra como arma de defensa, y la inteligencia como herramienta para resolver cualquier problema». «Este es el testigo que la sociedad nos encomienda para entregaros a vosotros, jóvenes. Y que, a la vez, vosotros, alumnos hoy pero padres y tutores mañana, tendréis la obligación de trasmitirlo a futuras generaciones».

El manifiesto concluye advirtiendo de que «en la sociedad nonecesitamos animales que, con golpes y a la fuerza, impongan sus ideas; sino ciudadanos que mediante el diálogo y la comprensión mutua, tiendan puentes sobre sus diferencias».

Lo sucedido este martes en Sonseca ha provocado que sindicatos, organizaciones e instituciones condenen lo sucedido. Así desde el Área Pública de CCOO-CLM han reivindicado «el merecido respeto y reconocimiento» a la labor de estas docentes y del educador social.

«Este intolerable atentado personal vulnera los principios básicos de convivencia en el marco de la comunidad educativa, situación que no puede ser indiferente a la Administración, a la que instamos a prestar el merecido respaldo a los/as profesionales que la han sufrido», aseguran desde CCOO.

ACREDITA
Advertisement

Desde el Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de Castilla-La Mancha han trasladado todo el apoyo y el ánimo de los y las profesionales de la Educación Social a las compañeras y al compañero agredidos, deseándoles una pronta recuperación de sus lesiones, tanto físicas, como psíquicas.

«Esta situación vivida en el IES ‘La Sisla’ es la punta del iceberg. Es la consecuencia visible por la falta de medios que viven los centros escolares con los aumentos de las ratios, la falta de personal, la no regulación de funciones y competencias de profesionales de la Educación Social y el ninguneo social de la bella profesión de docentes y educadores», avisan desde el colegio, quien pondrá a disposición del educador social la Asesoría Jurídica colegial para ofrecerle asesoramiento que precise.

Por último, desde FSIE-Toledo han condenado «enérgicamente» las agresiones que sufrieron tres profesionales de la enseñanza en Sonseca y ha pedido a las autoridades educativas que tomen «cartas en el asunto» y se elaboren medidas para erradicar estas prácticas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí