El fin de semana comenzará con la entrada de una borrasca que traerá precipitaciones generalizadas a la Península y Baleares, unas lluvias que continuarán, aunque de manera menos intensa y generalizada el sábado, reactivándose el domingo con la entrada de un nuevo sistema frontal, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de AEMET, Bea Hervella, ha precisado que la situación meteorológica los próximos días está marcada por dos ingredientes fundamentales: por un lado, una vaguada en altura asociada a una borrasca situada en el norte de Europa que actúa introduciendo aire frío procedente de latitudes altas desde el norte y, por otro, al oeste de las Azores en el Océano Atlántico, una imponente borrasca, que el Centro Nacional de Huracanes incluso vigilaba por si se convertía en tormenta tropical, incluso fuera de temporada.

Finalmente no ha sido así, aunque en estos momentos todavía continúa profundizándose aún más, según ha detallado la portavoz, que ha añadido que poco a poco se va a ir desplazando hacia el noreste, arrastrando mucha humedad y una masa de aire relativamente cálido y va a ser el germen de borrascas secundarias que se irán adentrando en la Península, dejando mucha agua los próximos días.

Bea Hervella ha indicado que estos dos grandes elementos regirán el tiempo al menos hasta mediados de la próxima semana, permitiendo por momentos más lluvia y temperaturas elevadas para la época o en otros la entrada de aire frío y el desplome térmico.

A ello se añade un tercer ingrediente de carácter variable, que serán las distintas borrascas que cruzarán la Península dejando bastante agua. De hecho, este viernes hay un frente en las costas portuguesas, un poco al norte de Lisboa, que a lo largo del día va cruzar el país de oeste a este y, a partir del sábado al domingo, las borrascas que entrarán serán centros secundarios creados por esa gran baja en el Atlántico.

«Estas borrascas nos van a dejar bastante agua, especialmente con la nueva semana, acompañadas además de temperaturas superiores a lo habitual de esta época, favorecidas por vientos marítimos de componentes sur. Y lo vamos a notar sobre todo en las temperaturas mínimas nocturnas favorecidas por esos cielos cubiertos nocturnos, que van a actuar casi como si fueran una manta», ha relatado.

En concreto, este viernes va a ser un día lluvioso en casi todo el país. Las zonas de menor probabilidad de lluvias serán el extremo oriental peninsular, Baleares y especialmente Canarias. Se trata de lluvias persistentes en la vertiente atlántica, cantábrica y Pirineos y localmente fuertes y con aparato eléctrico, es decir, con tormentas en el cuadrante suroeste peninsular.

De este modo, en buena parte de Andalucía se mantienen avisos activos por lluvia a los que se añaden en algunas áreas los de tormenta y vientos fuertes en Costa.

La entrada de aire frío en altura se traduce en una cota de nieve en torno a los 2.000 metros en líneas generales, pero con descensos en torno a 1.000-1.300 metros en el noroeste y 1.500 en Pirineos.

Respecto al sábado, según ha avanzado la portavoz de AEMET, lo relevante serán las temperaturas, pues caerán las máximas y mínimas en la mitad norte de forma notable hasta 6ºC respecto el viernes en zonas del noreste peninsular y Baleares. Habrá heladas localmente fuertes en Pirineos.

El sábado la probabilidad de precipitación irá remitiendo conforme avance la mañana, ya que se esperan sobre todo lluvias más concentradas de madrugada. No se descarta, en todo caso, precipitaciones localmente fuertes en el Estrecho y en el norte de Baleares a primeras horas de la mañana, prácticamente de madrugada. Después ya no volverá a llover hasta que sea de noche, probablemente bien avanzada la noche con precipitaciones adentrándose por el suroeste peninsular. Por tanto, el sábado va a ser un día de cierta mejoría, un día de cierta transición.

Por el contrario, el domingo va a ser un día muy lluvioso en casi todo el país, incluso se prevé algo de nieve. La zona de menor probabilidad de precipitación va a ser Canarias y también el tercio norte peninsular y el norte de Baleares.

Bogas Bus

En el resto del país, la lluvia caerá a primeras horas en el sur suroeste, donde puede llegar a ser localmente fuerte. Las precipitaciones serán persistentes y pueden venir otra vez acompañadas de tormentas, especialmente en el entorno del Estrecho. Poco a poco esas lluvias se van a ir extendiendo con el avance de la mañana hacia el centro y hacia el este peninsular.

La cota de nieve también, durante esa primera mitad del día, está relativamente baja en torno a los 500-700 metros en Pirineos; 800-1.000 metros en el área cantábrica; 1.000-1.200 en el resto del tercio norte peninsular; 1.200-1.400 en el centro. La cota subirá claramente por la tarde. En relación con las temperaturas, las máximas subirán en el suroeste peninsular, en Andalucía, sur de Extremadura y en Canarias.

Inma Delgado Fotografía New Born

LLUVIAS DURANTE LA PRÓXIMA SEMANA

Este será el primero de varios días. Con la nueva semana hasta el miércoles como mínimo, se espera que nuevas borrascas atlánticas, incluso esa gran borrasca situada ahora mismo en Azores avancen hacia el país, trayendo bastante lluvia y máximas y mínimas elevadas para la época favorecidas por esos vientos de sur y por esos cielos nocturnos cubiertos.

Finalmente, a partir del jueves se verá si la gran borrasca circula y se aleja de España, abriendo un nuevo periodo de tiempo regido ya por nuevos agentes, o no.

Vinícola de Tomelloso



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí