El fin de semana estará marcado por el sol que lucirá en gran parte del país ya que seguirá predominando la situación anticiclónica, típicamente invernal, con cielos poco nubosos, algunas zonas con nieblas matinales, temperaturas nocturnas muy bajas y heladas extensas en el centro norte y nordeste de la Península y en Baleares, que serán más intensas en Pirineos, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Sin embargo sí se esperan precipitaciones en las islas montañosas de Canarias, aunque tenderán a remitir el domingo. En cuanto al viento prevé que soplen intervalos de viento fuerte de levante en el Estrecho, Alborán y litoral norte de Galicia, y del norte en Ampurdán, mientras que en Canarias llegarán del este y noreste.

De cara a la próxima semana la AEMET pronostica que comenzará con el mismo predominio de la situación anticiclónica, pero un flujo de componente norte llegará a la Península y Baleares provocará algunas precipitaciones en el norte, débiles en general, que podrán ser en forma de nieve en zonas de montaña.

Esta situación también traerá consigo el descenso de las temperaturas diurnas y vientos de componente norte con intervalos de fuerte en el noreste peninsular y Baleares. También seguirán las heladas en el interior de la mitad norte excepto en el valle del Ebro.

Día Mundial de las Mujeres Rurales

En Canarias continuará el tiempo estable, con temperaturas en ascenso, más intenso el martes, y vientos predominantes del noreste, aunque a partir del miércoles se esperan lluvias que en general serán débiles y las temperaturas seguirán subiendo.

En la Península y Baleares a partir del miércoles serán ya menos probables las precipitaciones y los termómetros ascenderán, al tiempo que predominarán los vientos flojos.

Desde el jueves en el extremo norte de la Península serán probables las precipitaciones, pero no se puede descartar en otras zonas de la Península y Baleares. En las zonas de montaña del norte de la Península estas precipitaciones podrían ser en forma de nieve. Así, la AEMET prevé que las temperaturas empezarán a descender por el noroeste de la Península e irán bajando después al resto y a Baleares, de modo que las heladas seguirán afectando a amplias zonas de la mitad norte peninsular, aunque más intensas en Pirineos.

En Canarias también se esperan precipitaciones, más probables en el oeste y norte del archipiélago, acompañadas de un ligero descenso en las temperaturas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí