Las altas presiones se retirarán hacia el interior del continente europeo durante los próximos días y dejarán el paso libre a varios frentes atlánticos que barrerán la Península y que dejarán lluvia e incluso nieve en las zonas de montaña, sobre todo el domingo y el lunes, después de varias semanas sin precipitación alguna en amplias zonas del país, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha precisado que, sin embargo no va a ser un episodio de lluvias abundantes ni generalizado, sino que más bien las precipitaciones serán en general débiles y dispersas, salvo en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, donde se acumularán probablemente entre 20 y 40 litros por metro cuadrado puntualmente incluso más de 50 litros por metro cuadrado.

Para el resto del país apunta que en pocas zonas se pasará de 5 a 10 litros por metro cuadrado desde este jueves hasta el martes día 15, por lo que indica que las lluvias serán «escasas y momentáneas» porque la predicción apunta a que de nuevo el martes, 15 de febrero, volverá a instalarse sobre la Península el anticiclón que bloqueará de nuevo el paso de borrascas.

Así, precisa que este jueves predominará el tiempo estable y con ambiente frío en la mayor parte del país aunque a últimas horas del día un frente se acercará por el noroeste y dejará lluvias y chubascos en Galicia y Asturias e incluso en zonas próximas.

Día Mundial de las Mujeres Rurales

El viernes, el frente se irá deslizando por el tercio norte peninsular y dejará lluvias y chubascos en las comunidades cantábricas y Pirineos, que no pueden descartarse de forma débil y dispersa en otros puntos del tercio norte y montañas. Además, la nieve aparecerá en el centro de la Península a partir de 1.500 metros y desde los 1.000 metros en Pirineos. En el resto del país el viernes aumentará la nubosidad pero no se esperan lluvias, pero sí bancos de niebla en zonas bajas. Es posible que las precipitaciones el jueves y el viernes arrastren «algo» de polvo en suspensión que está presente en la atmósfera, por lo que algunas de estas lluvias en el tercio norte estarán acompañadas de barro, «lo que no es muy habitual por allí».

El viento soplará fuerte este viernes en el Cantábrico y en el nordeste peninsular y respecto a las temperaturas, indica que bajarán en la mitad norte mientras que podrían subir ligeramente en el resto. Así, tendrán de 18 a 20ºC en el centro y sur de la Península y el sábado aumentará la inestabilidad, lo que se traducirá en intervalos nubosos más frecuentes y posibles lluvias débiles en las regiones mediterráneas. El portavoz tampoco descarta algún chaparrón débil y aislado en zonas del interior, especialmente cerca de las montañas a primeras horas de la tarde.

A últimas horas del sábado entrará un nuevo frente por el Atlántico que afectará sobre todo a últimas horas a Galicia y Asturias, donde dejará lluvias débiles. La cota de nieve estará alta, en torno a los 1.600 a 1.800 metros y las temperaturas ascenderán en el norte mientras bajarán en el Mediterráneo y puede haber heladas en zonas de montaña de la mitad sur, así como en la meseta norte y los páramos del centro. Con todo, señala que seguirá el ambiente «en general algo templado para la época del año en las horas centrales del día».

Del domingo al lunes, el portavoz destaca que el frente que entró por el noroeste el domingo «barrerá» la Península precisamente de noroeste a sureste y tras él llegarán vientos del Atlántico cargados de humedad. El domingo lloverá en Galicia, en las comunidades cantábricas, en Pirineos, en parte de Castilla y León y Extremadura y no descarta algo de lluvia débil y dispersa en el resto de la Península, salvo en el sur de Andalucía y en las regiones del sureste. Tampoco lloverá en Baleares.

En cuanto al lunes, señala que especialmente de madrugada existe una «alta probabilidad» de precipitaciones en casi cualquier zona de la Península, sobre todo en el Cantábrico, donde las precipitaciones podrán ser algo más persistentes en las zonas costeras. También espera precipitaciones «algo más abundantes» en áreas de montaña, donde además habrá nevadas. «Será el día de mayor probabilidad de lluvias en la mayor parte del país, aunque tampoco van a ser muy abundantes», ha comentado.

Sobre las temperaturas, espera que el domingo y el lunes bajen excepto en el área mediterránea y en Baleares, donde subirán y se superarán los 20 grados centígrados de Barcelona a Málaga. Por su parte, seguirán las heladas nocturnas en el interior de la mitad norte y en el centro.

A partir del martes, el portavoz pronostica que de nuevo se impondrán las altas presiones y volverá el tiempo estable a la mayor parte del país, aunque pueden pasar algunos frentes poco activos por Galicia, las comunidades cantábricas y Pirineos a lo largo de la semana.

Con la vuelta del anticiclón los termómetros volverán a subir y a partir del miércoles las heladas nocturnas perderán intensidad y durante las horas centrales del día alcanzarán valores «muy por encima de los habituales para la época».

Vinícola de Tomelloso

Incluso, avisa de la posibilidad -aún por confirmar- de que se registre un episodio de temperaturas «muy altas» para la época en la segunda mitad de la próxima semana.

Finalmente, respecto a Canarias, pronostica que este jueves tendrán polvo en suspensión que dará lugar a calima, pero que tenderá a remitir y ya desde el viernes se restaurará el régimen de alisios y las temperaturas descenderán el fin de semana.

En general predominarán los cielos poco nubosos, salvo en el norte de las islas de mayor relieve, donde habrá más nubes y posibles lloviznas o lluvias débiles. En el resto predominará un ambiente suave que se prolongará probablemente la mayor parte de la próxima semana.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí