El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que su Gobierno deja en suspenso de forma indefinida el conocido como canon del agua incluido en la recientemente aprobada Ley de Agua, aduciendo la situación de inflación actual y recordando que en el resto de comunidades autónomas sí que opera esta tasa.

Esta tasa venía argumentada en el texto legislativo como un canon medioambiental con naturaleza de impuesto de carácter real e indirecto y de finalidad extrafiscal que venía a gravar el consumo de agua amparándose en la afección al medio que su utilización produce. La recaudación, en principio, serviría para ejecutar inversiones en infraestructuras del ciclo integral del agua en la región y a la mejora de los ecosistemas acuáticos.

El líder del Ejecutivo autonómico ha abundado que la Unión Europea obliga a todas las autonomías a implementar este tipo de tasas, algo que «obviamente ha tenido que regular» Castilla-La Mancha, algo que «a nadie le gusta».

«Nosotros estamos a pie de calle. Hay emergencia en todo el país en precio de servicios básicos y esto nos lleva a plantear una suspensión indefinida del canon y abrir una negociación con la UE para que no se aplique. Está aprobado pero no se va a aplicar, queremos una negociación con Europa y no vamos a contribuir a esa espiral. Vamos a hacer un paréntesis, se va a abrir un debate que cambiará la perspectiva y podemos pensar en anularlo con carácter indefinido», ha explicado.

NUEVOS CONVENIOS PARA REGANTES DE BALAZOTE Y PEÑARROYA

García-Page ha hecho estas afirmaciones durante la firma de dos convenios que regularán las obras de modernización de los regadíos de la Comunidad de Regantes de Balazote-La Herrera (Albacete) y de la Comunidad de Regantes del Pantano Estrecho de Peñarroya (Ciudad Real) y que beneficiarán a alrededor de 2.500 agricultores.

En concreto, este documento permitirá diseñar la ejecución de esta obra que cuenta con la participación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y que impulsa la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) que, con más de 20 años de trayectoria, se dedica a la modernización y consolidación de regadíos declarados de interés general.

En el acto, SEIASA ha estado representada por su presidente, Francisco Rodríguez Mulero, junto al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; y los presidentes de ambas comunidades de regantes, José Manuel Soriano y Bernabé Ruiz, respectivamente.

García-Page ha dicho en su intervención que este tipo de proyectos, «costoso y a raíz de coordinar muchos esfuerzos», forma estrategias que tienen «mucho valor».

«Llevamos casi 8 años a infarto diario, dando la sensación de que esto se acaba mañana, una sensación de que no damos abasto para la urgencia de mañana», y eso hace que los grandes proyectos de país no salgan, según García-Page. «Vivimos en un momento en que los árboles te impiden permanentemente ver el bosque».

Pero para llegar a acuerdos como éste «se tiene que poner de acuerdo mucha gente». Son «dos grandes operaciones de regadío» que vienen como preludio de otras tres que están por llegar en otoño, según ha dicho, celebrando la «suma de esfuerzos y combinación de ayudas» para hacerlos realidad.

En este contexto, ha reclamado que el dinero que se moviliza para afrontar la crisis tras el COVID y el que tendrá que llegar para paliar la crisis por la guerra de Ucrania no sirva solo para «tapar baches».

HACIA EL AHORRO ENERGÉTICO

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha tomado la palabra en el acto para hablar de ambos convenios, asegurando sobre el relativo al Estrecho de Peñarroya que implica a localidades como Campo de Criptana o Tomelloso, con 2.000 comuneros y una inversión que supondrá un ahorro energético «enorme» y que será «bienvenido».

Castilla-La Mancha contribuirá con 3,4 millones de euros para acelerar las obras que ahora se inician y que ese proyecto sea «una realidad» en la comunidad de regantes «más importante de toda la región».

En el caso de Balazote, tras agradecer a la comunidad su «compromiso de tantos años», ha dicho que se trata de «un proyecto menor pero simbólicamente interesante», con 2,5 millones en total, 400.000 euros de las cuentas regionales. Se transformará la balsa para dotarla de paneles solares, algo que para Martínez Arroyo es digno de destacar.

EL SECTOR PRIMARIO, UN TERCIO DE LA RIQUEZA PRIVADA

Ha puesto en valor que el sector primario representa el 17% de la riqueza de toda la región, un 35% de la riqueza del sector privado, razón por la que es importante velar por su continuidad.

Es por eso que actos como el de este miércoles son «importantes» para favorecer a un sector que «siempre» ha demostrado, en todo momento, la forma de seguir adelante, algo que «están volviendo a demostrar» en la coyuntura actual. «Contáis con el apoyo del Gobierno regional», ha comprometido Martínez Arroyo.

Como la superficie de regadío en la región es poca, la intención es ir más allá, ahora que «hay muchos jóvenes incorporándose» al campo.

«Estamos trabajando con confederaciones hidrográficas en la planificación para los próximos años», ha avanzado Martínez Arroyo, quien ha añadido que solo con el trabajo continuo y mutuo se podrá ayudar a los regantes.

Ahora que se apoya «desde todos los ámbitos» al sector agrario, ha considerado que es el momento histórico en el que «más se está apoyando al sector».

También se ha acordado del sector del secano, y ahora que se puede aumentar la superficie de siembra de girasol se abre una nueva posibilidad de sumar hasta 300.000 hectáreas al poder trabajar con las superficies en barbecho.

OTRAS INTERVENCIONES

En el acto han intervenido además los presidentes de las comunidades de regantes, que han aprovechado para pedir todo el apoyo posible al Gobierno regional para avanzar en la modernización de estos sistemas de regadío. «Hemos hecho todos un gran esfuerzo para llegar a donde estamos. Queremos y necesitamos más agua y mejores condiciones».

También el presidente se SEIASA, Francisco Rodríguez Mulero, ha intervenido para hablar de la coyuntura actual y celebrar el esfuerzo financiero de la Comunidad Autónoma para esta estrategia.

«El apoyo y la posibilidad de que haya financiación pública en la parte privada es posible y aquí ha estado la Comunidad Autónoma. Hemos cerrado el círculo tras un trabajo técnico muy importante», ha alabado Rodríguez Mulero.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, también ha intervenido en el acto para poner en valor que acciones como ésta están encaminadas a mejorar la situación medioambiental de Castilla-La Mancha.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí