El calor intenso seguirá en los próximos días ya que las temperaturas repuntarán hasta superar los 35 grados centígrados (ºC) en buena parte del país entre el jueves y el sábado, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que adelanta que el cambio de tiempo llegará el próximo domingo.

Así, el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, considera que el próximo fin de semana será «la traca final» de esta situación de temperaturas «muy altas que, sin descanso se han prolongado desde comienzos del mes de julio».

De ese modo, espera que en las regiones mediterráneas y en Baleares el viernes y el sábado serán «especialmente calurosos», ya que superarán los 40ºC de máxima y añade que las noches serán tórridas -más de 25ºC de mínima- en las regiones mediterráneas hasta el sábado.

«A partir del domingo esperamos un cambio en la configuración atmosférica predominante en nuestro país», anuncia el portavoz que pronostica la llegada durante días sucesivos de vaguadas sucesivas que estarán acompañadas de aire más fresco en superficie, lo que provocará un descenso de las temperaturas «en la mayor parte del país».

El portavoz recuerda que las vaguadas son una especie de lenguas de aire frío asociados a bajas presiones, el niveles altos de la troposfera que en ocasiones se aíslan de la corriente en chorro que las impulsa dando lugar a Depresiones Aisladas en Niveles Altos de la Atmósfera (DANA).

De ese modo, pronostica que a partir del domingo se produzca un alivio térmico después de varias semanas seguidas con altas temperaturas que incluso situará los termómetros en valores algo más frescos de lo normal para esta época del año en el oeste de la Península en una situación que se prolongará probablemente durante toda la mitad de la próxima semana. Sin embargo, observa que el descenso térmico tardará más en notarse en los tercios sur, este y en Baleares.

Bogas Bus

Por otro lado, Del Campo destaca que el agua del Mar Mediterráneo sigue muy cálido con una temperatura superficial «muy alta», de entre 28 y 30ºC entre Baleares y el Levante peninsular. En concreto, ha dicho que el 9 de agosto la boya de Puertos del Estado en Valencia alcanzó su récord de temperatura del agua, con 29,7ºC, un grado más que el anterior récord térmico, que se registró en agosto de 2015.

EL AGUA DEL MEDITERRÁNEO, CON CALOR RÉCORD

A este respecto, avisa de que el pico de temperaturas en el Mediterráneo occidental podría llegar este fin de semana ya que el agua superficial del Mediterráneo «podría calentarse un poquito más» y llegar hasta 30ºC.

La temperatura del agua comenzará a enfriarse a partir del cambio de tiempo después de prácticamente tres meses, desde mediados de mayo, con valores más cálidos de los habituales.

De momento, este jueves la inestabilidad atmosférica se reducirá y los cielos estarán poco nubosos, aunque con tormentas en el tercio norte, alguna de las cuales puede ser intensa en zonas de montaña. «Lo más destacado del jueves volverá a ser el calor», ha incidido el portavoz que espera que suban las temperaturas en el noroeste mientras en el resto no se producirán grandes cambios.

Podrán superar los 36ºC o 37ºC en Baleares, la cuenca del Ebro y el Cantábrico oriental e incluso en Bilbao rondarán los 40ºC, igual que en Granada o Jaén, mientras Pamplona o Zaragoza llegarán a 38ºC. La madrugada también será muy calurosa y no se bajará de 23 o 24ºC en amplias zonas e incluso de 25ºC en Almería, Alicante, Málaga o Valencia, pero también en Madrid o Ciudad Real.

En cuanto al viernes, informa de que los cielos estarán nubosos en el Cantábrico, donde descenderán de forma «clara» las temperaturas, al soplar vientos del oeste, mientras en el resto del país estarán poco nubosos, pero con nubes de evolución que desencadenarán en tormentas dispersas en zonas de montaña.

Sabores del Quijote

El viernes será un día muy caluroso en las regiones mediterráneas y en el suroeste de la Península y alcanzarán valores de entre 5 y 10 grados centígrados superiores a los normales en el tercio norte, con el mercurio a más de 40ºC en el nordeste y en el sur y «mucho calor» en el Mediterráneo.

El sábado, según se acerca la primera vaguada se inestabilizará la atmósfera y crecerán nubes de evolución en amplias zonas del territorio y se esperan chubascos tormentosos, especialmente por la tarde en el norte y suroeste peninsular, y no se descartan en otras zonas del interior. Las temperaturas ese día comenzarán a bajar en la mitad oeste pero habrá una «subida clara» en las regiones mediterráneas peninsulares y en Baleares. En los tercios norte, este y sur las temperaturas serán de hasta 10ºC más altas de las normales, e incluso algo más en Baleares.

Picazo de Nova / TurboSeguros

Del Campo indica que rondarán o alcanzarán los 40ºC en Granada, Lérida, Zaragoza, Pamplona, Logroño, Valencia y Baleares y los 42ºC en Córdoba o Jaén e incluso llegarán a 43ºC en Murcia y en el interior de la Comunidad Valenciana. Las noches serán tórridas en numerosos puntos, como en Málaga, Jaén, Valencia o Almería.

LA TRACA FINAL AL CALOR PROLONGADO QUE LLEGÓ EN JULIO

Tras esa «traca final», el portavoz explica que el domingo a medida que avance la vaguada hacia el oeste comenzará por el oeste un «acusado» descenso de las temperaturas en la mayor parte del país el domingo, pero permanecerán muy elevadas en la cuenca del Ebro, regiones mediterráneas, en Baleares y en el sureste.

Por ejemplo, informa de que en Santander se quedarán en unos 23ºC y Madrid en unos 30ºC mientras en Palma de Mallorca el domingo alcanzarán los 36ºC, en Alicante y Valencia, 37 o 38ºC y en Murcia llegarán a 40ºC tras una madrugada «extremadamente cálida» en el Mediterráneo.

Por otro lado, prevé que el domingo se formen tormentas en el norte y este peninsular que podrán ser localmente fuertes especialmente en Pirineos y el sistema Ibérico.

«Es probable que el descenso térmico se prolongue durante los primeros días de la próxima semana, con la llegada de sucesivas vaguadas que darán lugar a lluvias», confía el portavoz.

De ese modo, espera que los chubascos afecten al tercio norte y que el ambiente será más fresco sobre todo en el norte, oeste y centro peninsular, aunque «todavía» durante la primera mitad de la próxima semana seguirá el calor intenso con máximas superiores a 35ºC al menos hasta el miércoles en la cuenca del Ebro, las regiones mediterráneas y Baleares y noches muy calurosas en esas zonas.

Respecto a Canarias, el portavoz indica que predominará durante los próximos días el régimen de vientos alisios que soplarán con «cierta intensidad» en las zonas expuestas. Las temperaturas subirán el fin de semana en el archipiélago y podrán superar los 30ºC en Lanzarote, Fuerteventura y sur de Tenerife y los 32ºC en el sur de Gran Canaria.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí