La ola de calor, que terminará el domingo, registrará estos días temperaturas entre 7 y 12 grados centígrados por encima de los valores habituales para estas fechas en buena parte del territorio peninsular y Baleares, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que hasta ahora la temperatura más alta se midió en Almadén (Ciudad Real) el domingo, con 43,2 grados centígrados (ºC) y la mínima más alta en Osuna (Sevilla), con 27,4 en la madrugada del lunes. Se trata de valores diurnos entre siete y doce grados por encima de su promedio normal para la época del año y de entre 5 y 10 grados centígrados en las mínimas.

Sin embargo, añade que no se han batido «demasiados récord» de temperaturas durante el mes de junio, ya que la ola de calor que afectó a España entre 26 de junio y 1 de julio de 2019 fue «tan intensa que se batieron récords, no sólo de este mes de junio, sino del año en su conjunto».

De cara a los próximos días, ha destacado que el miércoles subirán en el norte de la Península, excepto en el Cantábrico y un ligero descenso en Andalucía, y se alcanzarán los 40ºC en el valle del Ebro y del Tajo, como es el caso de Toledo, Madrid, que no quedará muy lejos de los 39ºC.

También, pese a esa ligera bajada podrían llegar a 40ºC en el Guadiana, con 41ºC en Badajoz; Guadalquivir, con Sevilla y Córdoba también con 40ºC.

JUEVES TREGUA, VIERNES ARRECIA

El jueves habrá una bajada ligera de los termómetros diurnos en la mitad sur y en el área mediterránea mientras que en el Cantábrico subirán notablemente. Las nocturnas subirán en la meseta norte el jueves de modo que la madrugada del miércoles al jueves las noches tropicales estarán ampliamente repartidas sin descartar que lleguen a ser noches tórridas, con mínimas de 25ºC en puntos aislados de la zona centro, como por ejemplo en Toledo, Madrid o Jaén.

Durante el día, Badajoz se quedará en unos 35ºC; Sevilla en 39ºC y en Córdoba a 41ºC mientras que en el norte, en Pamplona, Logroño, Bilbao superarán los 38ºC y Zaragoza llegará a los 40ºC. También seguirá la calima y las nubes de evolución desembocarán en chubascos tormentosos aislados.

El portavoz espera que viernes el calor se recrudezca y se experimenten subidas ligeras de los termómetros que sumadas a las temperaturas elevadas de los días previos en prácticamente todo el territorio los valores se situarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal las diurnas en el tercio norte y entre 10 y 15ºC superiores. Las noches serán de nuevo tropicales o incluso tórridas en puntos del centro y del sur.

Así, el viernes el portavoz espera que se alcancen o superen los 40ºC en Bilbao, Ciudad Real e incluso podrán llegar a 43ºC en Córdoba, Gerona, Granada, Huesca, Jaén, Lérida, Madrid, Murcia, Pamplona, Toledo o Zaragoza.

«Más de la cuarta parte de las capitales de provincia españolas podrían superar el viernes los cuarenta grados centígrados, lo que da buena idea de la gran extensión territorial que alcanzará este día la ola de calor», subraya Del Campo que además espera un día más de calima y de tormentas por la tarde en zonas de montaña.

Semana de la Zarzuela de La Solana

De cara al sábado, la predicción más probable contempla que la DANA situada en el Atlántico, que es la que está inyectando el aire cálido del norte de África se podría acercar a España lo suficiente como para provocar un «marcado descenso» de las temperaturas en la mitad occidental, aunque el portavoz no descarta que ese descenso quede acotado solamente al tercio más occidental.

En todo caso, Del Campo, ve «muy probable» que continúe el calor extremo la ola de calor en la mitad oriental de la Península y en Baleares, donde es posible que el sábado queden por debajo de 35ºC las máximas. La madrugada podría ser tórrida en Zaragoza, que de máximas podrá llegar ese día a 43ºC.

Día Mundial de las Mujeres Rurales

La DANA, si se acerca, puede inestabilizar la atmósfera y podría dejar lluvias y chubascos que podrían ser localmente intensos en Galicia y el Cantábrico.

Entre el domingo y el lunes se producirá un descenso generalizado de las temperaturas en la mayor parte de España aunque todavía se mantendrá el ambiente bastante cálido, con máximas superiores a 35ºC en el Ebro, en las regiones Mediterráneas y en Baleares. Ese día se espera chubascos tormentosos en el tercio norte peninsular.

De este modo, Del Campo asegura que el domingo ya se podría dar por finalizada la ola de calor en España. Por su parte, Canarias y el Principado de Asturias son las únicas comunidades autónomas que se han quedado al margen de este episodio.

En el archipiélago canario esta semana predominarán los cielos poco nubosos, con algunas nubes en el norte de las islas de mayor relieve y vientos alisios que soplarán con intensidad en las vertientes expuestas a estos vientos. Las temperaturas subirán ligeramente durante la semana pero no llegarán a valores de ola de calor.

Bogas Bus

BALANCE

El portavoz ha explicado que si el domingo se da por concluida la ola de calor, esta habrá durado siete u ocho días, lo que igualará a la más temprana en España para un mes de junio, aunque aún no se puede precisar su intensidad. De momento la de junio de 2019 fue la segunda más intensas desde que hay registros para el conjunto del verano y probablemente superará a la de este 2022.

Finalmente, recuerda que solo ha habido dos olas de calor en España en junio entre los días 10 y 20 de junio y lo que «sí» se podrá decir este que este periodo de calor actual será uno de los tres más cálidos desde que hay registros entre el 10 y el 20 de junio.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí