Los nuevos Planes de Empleo de Castilla-La Mancha contarán con una especial atención a las zonas más afectadas por la despoblación en la región, en línea con la Ley de Despoblación aprobada por el Gobierno autonómico el pasado mes de mayo.

Así lo ha anunciado este miércoles la consejera de economía Patricia Franco en una rueda de prensa destinada a exponer los acuerdos alcanzados en materia de empleo por el Consejo de Gobierno.

Según ha expuesto Franco, la convocatoria y orden de bases del nuevo Plan de Empleo «lleva implícitamente en su convocatoria esa mirada a las zonas más despobladas». La consejera ha indicado que se trata de una incorporación de carácter normativo, para incorporar el contenido de «esta ley pionera en Castilla-La Mancha».

Además de este enfoque, la nueva convocatoria incrementará las cuantías destinadas a la contratación por parte de los ayuntamientos de personas durante 180 días, destinándose una ayuda de 8.200 euros frente a los 7.700 euros de la pasada convocatoria. «Más de un 5% más», ha recalcado la consejera.

Por otra parte, Franco ha expuesto que la nueva convocatoria continuará con la estrategia de dirigirse a parados de larga duración a través de las oficinas de empleo, una novedad incorporada en el Plan de Empleo del pasado año. «No queremos caer en el error de llenar las cifras de desempleo con parados de larga duración», ha declarado en este sentido.

Franco ha puesto en valor la importancia de esta iniciativa para combatir el desempleo en la región. «No necesitaríamos sacar este tipo de planes e iniciativas sociales si el mercado de trabajo fuera capaz de absorber a todas estas personas», ha declarado.

El Plan de empleo contará con un presupuesto total de 94 millones de los que el Gobierno regional aporta el 73,5%, 69 millones de euros, y las diputaciones el 26,5% restante, 24,9 millones de euros, y su objetivo es alcanzar a 11.460 personas desempleadas.

MEJORAS DE EMPLEABILIDAD DE PERSONAS OCUPADAS

Junto a los nuevos Planes de Empleo, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha expuesto las características de los planes de formación destinados a la mejora de la cualificación y la empleabilidad de las personas ocupadas y desempleadas de la región, aprobados también en el Consejo de Gobierno.

Estos planes contarán con dos líneas de actuación. Por un lado, la capacitación de personas que cuentan con un puesto de trabajo, con un presupuesto destinado de 11,4 millones de euros. «Con ella pretendemos poner en marcha unos 1.250 programas formativos a lo largo y ancho de la región que prevén llegar a 19.500 personas», ha declarado Franco.

Por otro, la aprobación de los nuevos programas duales de Formación Profesional que, en palabras de la consejera, «combinan a la perfección la formación y la posibilidad de que las personas se incorporen de forma inmediata a un puesto de trabajo».

Estos planes, dotados con 24,4 millones de euros, contarán, como principal novedad, con una línea sectorial, destinada a proporcionar formación en ámbitos específicos en los que se encuentran problemas para encontrar a personal con formación adecuada.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí