Las altas temperaturas que se prevén para los próximos días, por encima de los 32 grados en el sur y de los 25 grados en el litoral cantábrico, confirman un nuevo episodio cálido en casi todo el país, con valores muy inusuales para esta época, más propios de inicio de verano.

Los valores, tanto mínimos como máximos, son «elevados» para esta época del año, ha detallado Bea Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para resaltar que octubre está siendo lo «suficientemente anómalo» como para definirlo ya, como el «octubre más cálido desde 1961».

Ayer se batió el récord en Melilla, con 36,8 grados, la máxima más alta para este mes de toda la serie, casi dos grados más que el anterior récord y además se registraron valores «atípicos» en otras zonas como 33 grados en el Valle del Genil (Granada), entre 28 y 29 grados en el litoral vasco y cántabro e incluso 33 grados en zonas de las Baleares.

Hoy está previsto que suban las máximas en la mitad oeste, aunque, los valores más destacados se localizarán en el sureste y en el norte peninsular: entre 30 y 32 grados en seis capitales de provincia -Sevilla, Murcia, Jaén, Granada, Girona y Córdoba- y entre 28 y 29 grados en nueve -Albacete, Alicante, Badajoz, Cádiz, Ciudad Real, Huelva, Lleída, Málaga y Valencia-.

En el interior peninsular, Toledo subirá hasta los 26 grados, mientras que en el norte, Santander, San Sebastián y Bilbao alcanzarán los 27 grados y en Oviedo los 24 grados.

Por la noche, Alicante, Almería, Cádiz, San Sebastián y Santander llegarán a los 19 grados, acercándose a una noche tropical.

Los valores se sitúan entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en las mínimas, mientras que en las temperaturas máximas en torno a 5 grados en el centro y a 10 grados en el este peninsular, ha observado Hervella.

El jueves «volverán a subir las máximas», excepto en el litoral Mediterráneo, y los termómetros marcarán hasta 32 grados en Lleida, 30 grados en Ciudad Real y Palma y 29 grados en Bilbao, Pamplona, Zaragoza y Girona.

AQUALIA

Esta jornada, -ha incidido la portavoz- se prevén incluso anomalías más altas, con «excesos» de hasta 10-15 grados en las máximas en zonas puntuales del interior del país.

El viernes apenas variarán las temperaturas y el sábado habrá caídas generalizadas, pero solo 3-4 grados, y no será hasta el domingo, cuando se produzca un «descenso generalizado» rebajando los valores a cifras ya más habituales de la época del año, pero aún ligeramente superiores.

Esta situación de relativa estabilidad, especialmente en el centro y en el este, es la consecuencia de la influencia de una dorsal o área anticiclónica, que se extiende por zonas de Europa y que incluso tenderá a reforzarse hoy, y por otro lado, de la presencia de una vaguada o depresión en el Atlántico Norte, ha explicado Hervella.

Dicha dorsal implica estabilidad, mientras que la vaguada, en líneas generales, inestabilidad por lo que hoy se prevén lluvias en el oeste de Castilla y León, norte de Extremadura y Galicia, comunidad esta última en la que las precipitaciones se intensificarán en Rías Baixas e interior de A Coruña.

Bogas Bus

También destaca la presencia de brumas y nieblas en la costa catalana y en la Comunidad Valenciana y, sobre todo de calima, una nueva entrada de polvo del Sáhara, que empeorará la calidad del aire en buena parte de España, especialmente importante en puntos del suroeste peninsular.

El fin de semana, en el que arranca el puente de Todos los Santos, lo más probable es que persistan tendencias similares a las de estos días, aunque habrá que vigilar posibles cambios en la vaguada por si se descuelga alguna Dana, ha concluido la portavoz.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí