El mes de febrero comienza con una situación similar a la del mes de enero, es decir, con altas presiones, tiempo estable y pocas lluvias y además desde este miércoles se espera un aumento de las temperaturas que en algunas zonas de la mitad norte será «extraordinario, de más de diez grados centígrados».

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha indicado que pese a la «monotonía meteorológica» que se prolonga desde el final de Navidad, es destacable que entre las altas presiones situadas en el Atlántico que ejercen su influencia en España y un área de bajas presiones cuyo centro se situará el mediodía de este martes al sur de Italia, se genera un pasillo de vientos del norte que en zonas del cuadrante nordeste peninsular soplarán con fuerza este martes y el miércoles.

Las rachas superarán los 80 o 90 kilómetros por hora en la cuenca del Ebro y norte de Cataluña. Incluso se alcanzarán 100 kilómetros por hora o más en cotas altas de los Pirineos, donde supondrán un riesgo importante.

Además, el portavoz espera «mal estado de la mar» en el sur de Cataluña y en Baleares, especialmente en Mallorca y Menorca, donde las olas alcanzarán alturas de entre 4 y 7 metros.

En el resto del país, tanto el martes como el miérciles los cielos estarán poco nubosos en general, aunque el martes habrá algo más de nubosidad en el tercio norte, con posibles lluvias débiles, sobre todo en zonas de montaña.

El miércoles, según Del Campo, se formarán bancos de niebla probablemente en la meseta norte, interior de Galicia y posiblemente también en puntos de las provincias de Huesca y Lérida.

Respecto al jueves, prevé que los vientos se habrán calmado ya en la mayor parte de España y predominará el tiempo estable, con bancos de niebla otra vez en la meseta norte y con presiones del nordeste. Los cielos estarán nubosos en el norte de Galicia y en el Cantábrico Oriental, donde no se descarta alguna lluvia débil y aislada.

«Esta situación estable tendrá continuidad durante los últimos días de la semana y por lo tanto predominarán los cielos poco nubosos y apenas habrá precipitaciones, excepto el viernes y el sábado en el norte de Galicia y puntos del Cantábrico, donde habrá lluvias débiles y en el área del Estrecho y otros puntos del tercio sur el sábado y domingo», pronostica.

Por otro lado, ha destacado que las temperaturas descienden este martes en la mitad sur de la Península pero el miércoles se experimentará un ascenso generalizado de las temperaturas diurnas que, en puntos de la mitad norte y del este peninsular «puede ser extraordinario», con el ascenso de más de 10 grados centígrados respecto al martes.

PRIMAVERA DE DÍA, INVIERNO DE NOCHE

De ese modo, Del Campo avisa de que estos días iniciales de febrero serán «muy cálidos para la época en la mayor parte de España», con temperaturas diurnas de entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en la mayor parte de la Península e incluso más en zonas de montaña.

El jueves continuará este ambiente tan cálido en el centro y este de la Península e incluso del área de puntos del Mediterráneo podrían «remontar un poquito más» las temperaturas, mientras que descenderán en el tercio occidental.

«Esta situación de temperaturas elevadas para la época será breve pero intensa y anómala, ya que las temperaturas máximas previstas para el miércoles y jueves, estarán en el rango de las más altas registradas por estas fechas principios de febrero y finales de enero en los últimos veinte años en algunas zonas del norte y este de la Península», ha apostillado.

Por ejemplo, ha precisado que Madrid podría alcanzar este miércoles 18ºC; Teruel, 20ºC; Soria puede alcanzar 21 o 22 ºC y en Granada o Murcia probablemente llegarán a 23ºC.

En general a orillas del Mediterráneo estarán entre 18 y 20 grados centgígrados el miércoles y el jueves incluso algo más, entre 20 y 22ºC, aunque por ejemplo en Murcia podrán registrar 25ºC.

Sin embargo, aunque las temperaturas máximas serán muy altas el miércoles, por la noche seguirá el frío y las heladas en buena parte del centro y del norte de la Península. Aunque serán «menos intensas» que las de los días pasados, según del Campo, la amplitud térmica entre las máximas y las mínimas será «muy acusada», e incluso podrá superar los 20 grados de diferencia en las dos mesetas, en las zonas sin niebla e incluso de hasta 25ºC en las zonas más elevadas del tercio oriental peninsular.

Como ejemplo, ha señalado que en Molina de Aragón el miércoles la mínima puede ser de -7ºC y la máxima de 20ºC, es decir una amplitud térmica de 26ºC. «En estas zonas elevadas del tercio oriental peninsular, el miércoles y jueves pasarán del ambiente de riguroso invierno a tiempo plenamente primaveral en pocas horas», comenta.

Finalmente, respecto a Canarias ha pronosticado que el martes por la tarde y el miércoles los cielos estarán nubosos y con chubascos localmente intensos y acompañados de tormentas en las islas occidentales, mientras que en las orientales, las precipitaciones serán menos probables. El jueves seguirá la inestabilidad en el archipiélago, con posibles chubascos en todo el archipiélago, que serán débiles en general, pero que pueden ser algo más intensos en las islas centrales.

En esta semana seguirá el polvo en suspensión en la atmósfera que dará lugar a calima y empeorará la visibilidad y la calidad del aire. En cuanto a las temperaturas, espera que bajen hasta el viernes. El fin de semana desaparecerán las lluvias pero seguirá la calima.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí