El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha abonado más de 30.000 euros a una interina de la Gerencia de Atención Integrada (GAI) de Albacete por carrera profesional y cumplir, así, con una nueva sentencia dictada a favor del sindicato CSI-F, que reclamó la recuperación de ese derecho.

En nota de prensa, la organización sindical ha explicado que esta nuevo fallo judicial «evidencia» que el Sescam debe «regularizar la carrera profesional -paralizada desde el 2010- para todos sus trabajadores temporales», así como «para la totalidad de la plantilla orgánica».

La responsable de Sanidad del CSI-F de Albacete, Silvia Crusat, ha criticado que Castilla-La Mancha sea la única comunidad autónoma que no tiene abierta la carrera profesional para sus trabajadores y ha subrayado que la pandemia por la covid-19 «no ha conseguido ablandar el corazón de nuestros gestores para recompensar la dedicación y sacrificio del personal sanitario y no sanitario del Sescam».

Crusat ha explicado que el abono de más de 30.000 euros a una trabajadora de la GAI de Albacete se produce por la ejecución de una sentencia publicada el 10 de mayo y dictada en recurso de apelación por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) y comunicada al Sescam en el mes de agosto.

La sentencia obliga al Servicio regional de Salud a abonar 30.159,41 euros en concepto de atrasos del Grado II de carrera profesional entre 2015 y 2022, y se suma a otras cuatro más ganadas por el CSI-F en contenciosos-administrativos de Albacete y Toledo, y ante el TSJCM en el pasado año.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí