Castilla-La Mancha ha multiplicado por ocho el número de titularidades compartidas desde junio de 2015 hasta este mes de julio de 2022, lo que significa que el 25 por ciento de las explotaciones con cotitularidad a nivel nacional lo son de Castilla-La Mancha, pasando de solo 28 a 243 en la actualidad, «gracias a la colaboración de todos».

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha trasladado este miércoles durante su asistencia a la firma del acuerdo entre CCOO y UGT con Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha que se ha desarrollado en la Consejería y que servirá para promover los planes de igualdad en las cooperativas y sociedades agrarias de transformación con menos de 50 trabajadores, que, por ley, no están obligadas a tenerlos.

Martínez Arroyo ha resaltado el compromiso del Gobierno regional para que haya «igualdad efectiva en todos los ámbitos» y, concretamente, en estas empresas que son «la base» del tejido económico del medio rural, ha informado la Junta en un comunicado.

«Lo que hoy se firma es muy importante para las empresas más importantes de nuestros pueblos que son las cooperativas», ha dicho el consejero, quien ha precisado que, de las 585 cooperativas y sociedades agrarias de transformación de la Comunidad, solo 21 tienen más de 50 trabajadores, por lo que el acuerdo de hoy es muy relevante ya que pueda beneficiar a 564 empresas de Castilla-La Mancha.

En Castilla-La Mancha, ha indicado, se cuenta ya con una Ley del Estatuto de las Mujeres Rurales, «proyecto único en nuestro país», que está sirviendo para conseguir logros reales, porque «muchas veces se hacen las leyes y quedan en los diarios o boletines oficiales y no tienen efecto real en la vida de las personas», pero esta normativa «ha tenido, está teniendo y va a tener efecto real sobre la vida de las personas en el medio rural», ha subrayado.

Así, hoy todas las entidades asociativas en el ámbito agrario y de la diversificación o empresas, tiene al menos un 40 por ciento de mujeres en sus órganos de dirección, algo que no era así anteriormente a esta normativa.

Además, se ha conseguido priorizar todos los proyectos presentados por empresas con planes de igualdad o proyectos que tiene en sus órganos de dirección la misma presencia de mujeres que en el tejido de base en la empresa.

Martínez Arroyo ha resaltado que en todas las líneas de ayudas que se impulsan desde la Consejería se prioriza y discrimina positivamente a las mujeres. Algo que se refleja, por ejemplo, en los datos de la incorporación de jóvenes a la agricultura o ganadería, donde un 33 por ciento de las incorporaciones han sido de mujeres, incluso llegando al 36 por ciento de los proyectos aprobados presentados por mujeres en la última convocatoria de 2021.

En el acto han estado presentes por CCOO, su secretario general de Industria, Ángel León y la secretaria de Políticas de Igualdad, Margarita Mena; por UGT, su secretario general de Industria, Construcción y Agro, Raúl Alguacil, y la responsable de Igualdad y Juventud, Margarita Arroyo; mientras que, por Cooperativas Agro-alimentarias, ha participado el director de la entidad, Juan Miguel del Real, y la técnica de Igualdad, Aránzazu Mínguez.

SINDICATOS Y COOPERATIVAS

El secretario general de UGT FICA Castilla-La Mancha, Raúl Alguacil, ha resaltado que, «aunque es insuficiente», este protocolo también puede servir como modelo de actuación para el resto de empresas que sí tienen representación sindical. Ha abogado, en este sentido, por promover que los trabajadores del sector elijan a sus representantes legales. En su opinión, es la mejor manera de implantar los planes de igualdad.

Alguacil ha explicado que, dentro de este protocolo, se ha adoptado un marco de actuación en relación a los diagnósticos de situación; frente al acoso sexual; modelos de conducta ética en materia de género; implantación del registro retributivo; valoración de los puestos de trabajo; guía para la elaboración del protocolo contra la violencia de género; y medidas para la protección de las víctimas, ha informado el sindicato en nota de prensa.

Para el secretario general de UGT FICA en la región, acuerdos de este tipo ponen en valor al medio rural y, sobre todo, a las mujeres del medio rural. Junto con normas legales como la Ley de Igualdad entre Hombres y Mujeres de Castilla-La Mancha, entiende que acciones así fomentan la presencia de las mujeres en el medio rural, «facilitando su participación en la toma de decisiones en los ámbitos económico, social y cultural», algo que «favorece la lucha contra el gran problema de la despoblación».

Cooperativas Agro-alimentarias, en nota de prensa, ha remarcado su compromiso con promover políticas y medidas activas igualitarias en cooperativas encaminadas a conseguir el derecho efectivo a la igualdad de trato y a la no discriminación entre mujeres y hombres.

A través del acuerdo, Cooperativas Agro-alimentarias llevará a cabo distintos procedimientos como el diagnóstico del Plan de Igualdad, actas y reglamentos de la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, protocolo frente al acoso sexual y por cuestión de género, modelos de conducta ética en materia de género, implantará herramientas para el registro retributivo y para la valoración de los puestos de trabajo así como el desarrollo de una Guía para elaboración del Protocolo contra la violencia de género y medidas para la protección de las víctimas, tal y como ha destacado Artantxa Mínguez, técnica de igualdad de Fundación CooperActiva.

La entidad ha recordado que ya ha implantado un total de 75 Planes de Igualdad en cooperativas y que, fruto de ello, en los últimos 10 años, se ha incrementado el número de mujeres en el cooperativismo agro-alimentario regional en más de 11.946 personas, representando al 28,6% del total de personas socias en cooperativas.

Desde CCOO, Margarita Mena ha valorado «muy positivamente este acuerdo, fruto de un objetivo compartido y de una colaboración intensa y provechosa en el ingente trabajo previo realizado junto a Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha», ha informado el sindicato en un comunicado.

«Este acuerdo sienta las bases para agilizar las negociaciones e implantar medidas acordes con los diagnósticos de cada empresa. Ponemos en valor los criterios utilizados para la obtención de unos modelos de diagnósticos claros; y el uso de las herramientas consensuadas para el registro retributivo y la valoración de los puestos de trabajo. Esto repercute directamente en las condiciones laborales de las plantillas en los diferentes ámbitos, como contratación, promoción, formación, salarios, corresponsabilidad», ha subrayado.

A su juicio, es «especialmente necesario hacerlo en el ámbito rural; y por eso agradecemos la disponibilidad de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha a impulsar la implantación de estas medidas en sus entidades asociadas, cuya presencia en todos los sectores agropecuarios de la región facilita una red de capilaridad esencial para extender la cultura de la igualdad, la no discriminación y el rechazo radical a la violencia».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí