Un total de 311 estudiantes ciegos y con discapacidad visual grave afrontan estos días en Castilla-La Mancha su vuelta al colegio, de un total de 7.271 a nivel nacional.

Según informa la ONCE en nota de prensa, una de las claves de este inicio de curso para este colectivo es el comienzo de la implantación de la LOMLOE en los cursos impares de Primaria, ESO, Bachillerato y ciclos formativos de grado básico, ya que el preámbulo de dicha ley afirma que las medidas que establece tienen como objetivo último reforzar la equidad y la capacidad inclusiva del sistema.

Un derecho por el que la ONCE ha trabajado desde los inicios de la Organización y que está presente en toda la labor que lleva a cabo en materia de educación, tal y como recuerda la entidad en nota de prensa.

Así, más del 99 % de los casi 7.300 alumnos y alumnas ciegos o con discapacidad visual que se incorporan a las aulas estos días lo hacen en centros ordinarios, en un modelo de educación inclusiva con apoyo de los servicios de atención educativa de la ONCE.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí