Guardia Civil

La Guardia Civil ha reducido a una persona que efectuó varios disparos a la vía pública con un arma de aire comprimido en la localidad toledana de Fuensalida, que no consiguió herir a nadie debido al rápido acordonamiento de la zona.

Los hechos dieron comienzo en torno a las 14.00 de este miércoles, cuando los agentes de Policía Local de Fuensalida recibieron un aviso por un varón armado con una carabina de aire comprimido, que estaba disparando desde su vivienda en dirección a la vía pública en la calle Juan Pablo II, de la misma localidad, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Hasta el lugar se trasladaron patrullas de la Guardia Civil que, tras valorar la situación, establecieron un perímetro de seguridad y acordonaron la zona para evitar que pudiese llegar a herir a alguien.

Para reforzar el despliegue, se activó a la Unidad de seguridad Ciudadana (USECIC) y especialistas de Policía Judicial de la Guardia Civil, entre los que se encontraba un negociador, quien trató de convencer al varón de que se entregase o abriese la puerta del domicilio.

Ante la posibilidad de que la negociación no resultase efectiva, se solicitó una orden de entrada y registro al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrijos.

A las 18.15, una vez dictada la orden de entrada por parte del Juez de Guardia y ante la negativa de la persona a deponer su actitud, la USECIC de la Comandancia de Toledo accedió a la vivienda y redujo al varón, el cual presentaba heridas superficiales en sus muñecas, fruto de una autolisis.

En el registro se hallaron dos pistolas de aire comprimido y una plantación ‘indoor’ con 64 ejemplares de cannabis sativa.

El varón, de 32 años, fue trasladado al Hospital Universitario de Toledo a fin de recibir valoración, a su alta se procederá a su detención por los delitos de amenazas, desórdenes públicos y cultivo y elaboración de drogas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí