Un total de ocho colegios de Tomelloso han recibido calabazas de la Cooperativa Santiago Apóstol por la festividad de Halloween. Se trata de una iniciativa que busca, por un lado, promocionar el producto local, y por otro lado, que los más pequeños se diviertan decorando los alimentos.

La actividad surge tras la implicación de «Love Klabaza», una asociación de todos los productores de calabaza de España. La iniciativa consiste en que los niños decoren, con las pegatinas Halloween, las calabazas que les han hecho llegar, sinedo estas calabazas que han sido cultivadas por los agricultores de Tomelloso. Precisamente por ello, ha sido la propia Cooperativa Santiago Apóstol quien ha entregado el producto.

También existe la posibilidad de dibujar sobre la piel de las calabazas, con rotuladores, para darle un toque más terrorífico. Los alumnos podrán llevarse las calabazas a casa y, al finalizar la fiesta, aprovecharlas para elaborar una receta saludable de calabaza y así evitar el desperdicio alimentario.

«Si me quieres, ¡dame calabazas!» es el lema de esta campaña promocional, en la que se han entregado a los más pequeños de Tomelloso un kit compuesto por: 1 calabaza de 0,5 a 1 kg; 1 plantilla con pegatinas de Halloween para recortar y pegar; y 1 folleto informativo para que las familias participen en un sorteo de una noche de hotel y dos días en el Parque Warner de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here