Las cuevas y los carreros de Tomelloso, protagonistas del último spot de la DO La Mancha

Bodegas Perales y Vinícola de Tomelloso sirvieron de escenarios en un corto que ensalza los oficios y raíces de los vinos manchegos

Rodado en plena campaña de vendimia, se trata de la segundo spot destinado a la promoción digital elaborado por el Consejo Regulador. Tras la buena aceptación del anterior spot, ‘Dulcinea, eres tú’, el director alcazareño, Hugo de la Riva, se pone al servicio de los vinos DO La Mancha para retratar la evolución tecnológica en la viticultura manchega desde un claro homenaje al trabajo y esfuerzo de nuestros ancestros.

Una evolución tecnológica, social y cultural que pese al cambio de generacional permanece inmutable en la vocación presente como es avanzar incansablemente para posicionar a los vinos de esta Denominación de Origen como un referente de calidad en todo el mundo.

Homenaje a las raíces

El vídeo, de poco más de un minuto, sitúa al espectador en la llanura manchega, focalizándose en dos labores fundamentales para la viticultura manchega: la vendimia y el trabajo enólogo en bodega. Todo ello presentando, desde el respeto y la admiración, un significativo contraste entre los oficios de antaño y los de la actualidad.

Durante décadas, numerosas personas han laboreado las mismas tierras de viñedos y otras muchas han extraído las mejores aptitudes de sus vinos. Todos ellos con un objetivo común: ofrecer los mejores vinos con una calidad inimitable. Esa es la esencia que caracteriza a La Mancha y que traslada la nueva acción promocional de su Consejo Regulador.

Tomelloso, sus cuevas y bodegas

El spot se grabó en plena campaña de la vendimia, un periodo crucial para municipios manchegos como Tomelloso, lugar escogido como escenario para el rodaje, junto a otras cuadrillas de vendimiadores de la comarca alcazareña.

En este sentido, la visión plástica y sensible del cineasta alcazareño Hugo de La Riva, además de la impecable interpretación del actor, Ezequiel Ransanz, han subrayado el en valor de las tradiciones manchegas,  reflejando el esfuerzo de y apego de los viticultores con sus mulas, compañeras de fatigas y largas jornadas de trabajo en el campo.

Asimismo, muestra antiguas cuevas/bodegas, como la tomellosera Bodegas Perales, cuyas raíces y crecimiento vinícola se remonta precisamente a esas primeras décadas de comienzos de siglo.

Desde el CRDO La Mancha, agradecen la colaboración de la familia y propietarios de Bodegas Perales, así como la implicación de Vinícola de Tomelloso y de la Asociación de Carreros ‘Virgen de las Viñas’ de la localidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here