La asociación cultural Harúspices ha regresado a lo grande este fin de semana. Aprovechando la festividad de Todos los Santos, lo ha hecho con un espectacular montaje que ha titulado “El Pupitre de los Inocentes”, una especie de túnel del terror y “escape room”, que no ha defraudado a nadie. Durante el sábado y el domingo, el antiguo colegio Doña Crisanta y hoy Centro de Asociaciones, ha acogido este montaje que ha incluido 10 escenarios diferentes y la participación de más de 50 actores, levantando gran interés y por el que finalmente pasaron un total de 1.573 personas.

La expectación que ya se palpaba minutos antes de la apertura del espectáculo y comenzó en plena calle con un animado baile protagonizado por los más pequeños. La asociación retomaba así el contacto con el público tras un parón en el carnaval de 2021 tras más de 30 años ininterrumpidos con lo que ha sido una acertada iniciativa para mantener vivo el espíritu de Harúspices entre el público y mover a los peñistas.

Durante el sábado y el domingo se programaron un primer pase para los más pequeños de 5 a 8 de la tarde y otro para adultos de 10 a 3 de la madrugada. El recorrido por las diferentes estancias tenía una duración de unos 30 minutos por donde el público tenía que superar una serie de pruebas. El espectáculo se ha planteado respectando todas las medidas de seguridad, siendo obligatorio el acceso al recinto con mascarilla y con un circuito de entrada y salida independientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here