En estos días tan sofocantes, en los que andamos rondando los 40º, las vides continúan con su proceso de maduración, y aunque este cultivo, es uno de los que menos agua necesitan para obtener el fruto, hay variedades que, si pueden tener unos riegos extras, como es el caso de esta viña retratada de buena mañana. Estaban siendo «refrescadas» a base de bien.

Un agua que hará crecer la uva hasta un tamaño y grado óptimo para ser cultivado. Si las condiciones meteorológicas, de aquí, a que empieza la campaña lo permiten, tendremos una gran cosecha para conseguir unos estupendos vinos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí