Así terminaba mí publicación número 65 en esta sección de «una foto a la semana» a principios de marzo de 2020: «Y seguro que, en otro momento, volveré a buscar una imagen distinta, pues con «el coche volador» siempre hay ganas de coger la cámara». (https://entomelloso.com/2020/opinion/una-foto-a-la-semana/mismo-sitio-distinto-momento/327535/327535/)

Y así ha sido, otra vez, protagonista este Seat 128 verde, que, a pesar del tiempo, aguanta el tipo sin perder color en exceso. 
Me gusta ir a fotografiar este coche que permanece anclado a unos cuantos pisos de altura, y que saluda a los que lleguen a Tomelloso por la autovía A-43. Será porque en las sesiones, no se queja y siempre está predispuesto a posar ante la cámara.

Tal vez no será la última visita con la cámara, pues hay una pequeña, que cada vez que lo ve, grita con entusiasmo: ¡mirar el coche volador! por lo que, alguna vez que otra, hay que ir a observarlo de cerca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here