A la hora de emprender, contar con financiamiento resulta primordial, tanto en los comienzos como para mantenerte en funcionamiento y pagar salarios, servicios, seguros y otros gastos necesarios para la compañía. Es innegable, que la falta de financiamiento puede provocar que un negocio naufrague sin remedio entre multitud de deudas.

Ciertamente, existen diversas vías para sufragar gastos en una empresa dependiendo claro está de la solvencia de los dueños y el plan comercial que hayan trazado, siendo algunas de las más utilizadas las inversiones, las solicitudes de préstamos o los ahorros.

Asimismo, en el caso de particulares, las tres vías anteriores son igualmente válidas y de gran utilidad a la hora de conseguir llegar a fin de mes con todos los gastos cubiertos, objetivo por otra parte bastante difícil de alcanzar en los tiempos que atravesamos

Aunque, es preciso ser realistas y aceptar el hecho de que ahorrar es imposible, con lo cual, cuando tenemos que hacer frente a algún susto por sorpresa, se hace indispensable recurrir a la solicitud de préstamos personales por internet o a las inversiones, destacando que estas últimas son de beneficios más retardados dado que sus resultados fructifican a más largo plazo.

Así pues, nos centraremos en los préstamos por constituir el camino más rápido en la financiación personal.

Las 4 diferentes modalidades de créditos más comunes

La verdad es que existe uno para cada necesidad. Veamos algunos ejemplos:

  • Minicréditos. También conocidos como microcréditos, son especialmente indicados para situaciones en las que solo se precisan pequeñas cantidades como 300 o 500 euros.
  • Préstamos rápidos. Para todas aquellas eventualidades que requieren para su solución de una cantidad más elevada que la de los minicréditos 
  • Préstamos sin intereses. Aunque no lo creas también existen, aunque hay que saber buscarlos. En esta modalidad solo se devuelve lo que hemos obtenido, además de los cargos que se devenguen de las comisiones. Sin duda es una excelente opción, ya que la amortización del préstamo resulta mucho más barata que con intereses aplicables.
  • Otra alternativa la presentan los préstamos con asnef. Hoy en día puedes conseguir un crédito aunque estés incluido en un fichero de morosidad. Aunque eso sí, quizás las condiciones para su obtención serán más severas.

Ventajas comunes de todas estas variantes

  • Disponibilidad geográfica y comodidad. Ambas características van unidas de la mano, ya que puedes conseguir el tuyo, cómodamente, en pijamita, desde tu rinconcito favorito y desde cualquier punto del planeta.
  • Con solo un dispositivo y una buena conexión a internet, podrás acceder a ellos.
  • Sin papeleo innecesario. ¡Di adiós a la tediosa burocracia!
  • Flexibilidad. Puedes devolverlo cuando desees antes de la fecha de vencimiento y volver a utilizarlo en cualquier momento.
  • Disponibilidad horaria. Al ser en línea, puedes realizar su tramitación en cualquier momento, las 24 horas los 365 días del año.
  • Rapidez, dado que en unos pocos minutos, una vez aprobada la operación, tendrás el dinero ingresado en tu cuenta.+

¿Qué requisitos son necesarios para solicitar un préstamo?

  1. Una de las condiciones es tener cumplidos como mínimo los 20 años.
  2. Por otra parte, sería recomendable que pudieras demostrar unos ingresos mínimos mensuales recurrentes.
  3. También, se necesita un número de teléfono móvil propio.
  4. Y por último, se requiere ser titular de una cuenta bancaria en España.

¿Cómo evitar estafas a la hora de pedir un préstamo?

Para concluir, solo recordarte que aunque todas estas categorías de créditos posibilitan lograr dinero al instante por Internet sin apenas requisitos a través de un sencillo formulario de solicitud, se hace particularmente  obligatorio extremar las precauciones para no incurrir en un fraude.

  • Procura desconfiar, cuando te pidan dinero por adelantado para su estudio, o cuando te ofrezcan precios muy por debajo de su competencia. Recuerda que las entidades de crédito no pueden solicitarte un pago o algún tipo de depósito de antemano para realizarlo.
  • Siguiendo la línea anterior, debes conocer en todo momento las comisiones que vas a pagar.
  • No te fíes de las ofertas relámpago. No entres en el juego de la presión ni en el de la técnica de venta agresiva, ya que no te dará tiempo a pensar demasiado los pros y los contras. Tómatelo con tranquilidad, la mayor parte de prestamistas legítimos ofrecen  tarifas constantes.
  • Busca opiniones del prestamista en Google o en las redes sociales, es de vital importancia.
  • Huye de los préstamos de particulares desconocidos, siempre confía en empresas que cumplen las leyes vigentes, te ahorrarás muchos problemas serios en caso de impago.
  • Emails phishing.  Asegúrate de que quién está detrás de los correos que recibes es quién dice ser.

Por esta razón, desde aquí te recomendamos que solicites la ayuda y asesoramiento de un confiable comparador de préstamos. De esta forma, sin la intervención de terceros ni intermediarios, conseguirás las mejores condiciones con cero riesgo y un dinero extra para las necesidades que puedas tener. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here