Más allá de las tabletas de alta gama, hay aparatos asequibles y compatibles con lápiz digital especialmente interesantes para un estudiante que ya disponga de un ordenador en casa. Y es que, con la ayuda de un lápiz digital pueden tomarse apuntes a mano como si fuera sobre un papel, dibujar, añadir fotos o gráficos y hacer anotaciones sobre documentos pdf de forma muy sencilla, afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha analizado 14 de estos dispositivos

Los aparatos analizados por OCU tienen en común una pantalla digitalizadora, compatible con el uso con un lápiz digital (también llamado pen o stylus), una diagonal de pantalla de 10 a 13 pulgadas y una memoria de entre 64 y 256 GB. Y aunque sus precios pueden alcanzar los 1.200 euros, no hace falta gastarse más de 400 euros para tener una muy buena tableta, como por ejemplo:

Apple iPad 2021. Precio: desde 379 euros (descuentos extra para universitarios). Diagonal de pantalla: 10,2´´. Peso: 481 gramos. Memoria interna: 64 GB. A favor: excelentes resultados en diseño gráfico; incluye conector Jack para auriculares. En contra: el lápiz cuesta otros 99 euros (solo admite el de primera generación); y no incorpora conector USB-C. 
 
Samsung Galaxy Tab S6 Lite. Precio: desde 332 euros. Diagonal de pantalla: 10,4´´. Peso: 459 gramos. Memoria interna: 64 GB. A favor: una muy buena tableta Android cuyo precio de venta incluye ya el lápiz digital; e incorpora además un conector para auriculares. En contra: la conectividad wifi es solo aceptable; y la cámara trasera no graba buenos vídeos.  
 
Tal y como se advierte en la revista Compra Maestra de diciembre, los resultados de este tipo de tabletas son buenos o muy buenos en calidad de la pan-talla, calidad de la cámara frontal y batería. Y más que suficientes para un uso escolar. Eso sí, su limitada memoria y un sistema operativo más orientado al entretenimiento que a la productividad, impiden que sustituyan a un ordenador principal. En cualquier caso, para sacarles el máximo rendimiento conviene hacerse con tres accesorios:

– Un atril para colocar la tableta en vertical y facilitar su visualización y su uso con el teclado. Las hay de madera (8 euros), aunque lo más habitual es aprovechar el atril que proporciona una funda (desde 10 euros). 
– Un teclado, idealmente con conexión por bluetooh, que puede ser inalámbrico (desde 15 euros) o tipo funda (desde 12 euros). Y en sobre el que conviene confirmar que esté en español, así contendrá la letra Ñ.
– Un lápiz digital. Que debería ser uno genérico de tipo activo (desde 30 euros), ya que ofrece mejor calidad que uno capacitivo, o bien el del fabrican-te, que se integra además con otras funciones de la tablet, como las vistas previas de documentos o los accesos directos.  




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí