La Posada de los Portales de Tomelloso ya tiene oficialmente un ascensor que permite la plena accesibilidad al edificio. Se trata de una solución que ha permitido la eliminación de barreras arquitectónicas en este emblemático edificio de la ciudad, centro cultural y sede de la Oficina de Turismo.

Ahora, este es el resultado de unas obras que, aunque no han sido complejas en su ejecución, sí han supuesto un complejo proceso en lo que a la tramitación administrativa se refiere, por ser este un edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Una circunstancia que ha hecho necesaria la autorización de Intervención en Bienes Inmuebles del Patrimonio Cultural de C-LM y la supervisión del proyecto por el equipo de arqueólogos de la Junta de Comunidades, para constatar que no se producirían daños en este bien patrimonial durante la ejecución de las obras.

El ascensor, con acceso desde el interior de la Posada de los Portales, se puede ver desde el exterior, en la parte trasera del edificio, en la plaza del Agricultor. Es un ascensor panorámico, acristalado en la parte trasera y encajado en una estructura cubierta en los dos laterales por acero corten.

Las obras han sido realizadas por una empresa especializada a la que fueron adjudicadas por un importe de en torno a 34.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here