El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha reclamado a la sociedad castellanomanchega compromiso para atajar y combatir las consecuencias de la pobreza, pero siempre sin dejar de lado la necesidad de luchar también contra sus causas: «No hay un objetivo más importante y más decente, pero más difícil».

Así lo ha apuntado durante el acto institucional por el Día Internacional contra la Erradicación de la Pobreza que ha vuelto a acoger de manera presencial el Parlamento autonómico, y en el que la segunda autoridad regional ha animado «a toda la sociedad castellano-manchega a combatir la pobreza de manera amplia, no solo en sus consecuencias, sino también en sus causas».

Tras una pasada edición en que se celebró de manera telemática a causa de la pandemia, el acto de este año entre las Cortes regionales y EAPN Castilla-La Mancha –una red con 53 organizaciones– se ha desarrollado en el Salón de Plenos del Convento de San Gil de Toledo, sede del Parlamento autonómico, donde han tomado la palabra siete portavoces para ofrecer 33 propuestas derivadas de la labor de los grupos de trabajo en la que han participado más de 80 personas con experiencia en situación de pobreza o riesgo de exclusión social, tocando materias vivienda, educación, sanidad, justicia o prestaciones sociales.

Erradicar la pobreza «tiene que ser un objetivo de todas las personas y de todas las formaciones políticas» y ha celebrado que en el Parlamento de Castilla-La Mancha haya unión en este propósito: «Aquí no se ha colado el discurso aporofóbico y de odio contra las personas que viven en situación de pobreza», ha destacado, según ha informado el Parlamento en nota de prensa.

En este sentido, ha animado a internacionalizar la causa, especialmente con el objetivo de luchar contra la pobreza infantil en todo el mundo, y poniendo el foco en la región, se ha mostrado ambicioso a pesar de la reducción en un año de pandemia de un punto en el índice de personas en situación de pobreza o riesgo por exclusión, lo que supone 15.000 personas menos según el XI Informe ‘El estado de la pobreza’.

«De la misma manera que gracias a la vacuna hemos comenzado a superar la crisis sanitaria y abordar la crisis económica, hay medidas de carácter social que contribuyen a reducir la brecha y evitar que se extienda la pobreza», ha explicado el presidente de las Cortes regionales en referencia a la extensión de los ERTES, el aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) «porque hay trabajadores con nomina que viven una situación de exclusión y pobreza» o al incremento del ingreso mínimo vital, «que da una segunda oportunidad a personas que están en situación vulnerable».

Bellido ha citado al Nobel de la Paz sudafricano, Nelson Mandela, para asegurar que la lucha contra la pobreza «no es un acto de caridad, sino de justicia» y ha instado «a toda la sociedad castellano-manchega a emprender este camino» de justicia social «desde una perspectiva amplia, no solo combatiendo las consecuencias, sino también las causas que generan la pobreza».

600.000 PERSONAS EN RIESGO DE POBREZA

El presidente de EAPN en la región, Adolfo Patón, ha dado lectura al manifiesto de este año y ha repasado la situación de la región en este ámbito, donde hay unas 609.000 personas en situación de riesgo de pobreza y/o exclusión social.

La consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha intervenido para repasar las políticas que está llevando a cabo su departamento en esta materia y manifestar que ha tomado nota de las propuestas escuchadas durante la mañana en el Salón de Plenos.

Según ha indicado, el Gobierno regional ha destinado cerca de 1.200 millones de euros a la protección social y la lucha contra la pobreza en el marco de la Estrategia contra la Pobreza y la Desigualdad Social de Castilla-La Mancha para el período 2017-2020.

Esto significa que se han invertido un nueve por ciento más de recursos económicos que los inicialmente previstos y, con ello, se ha beneficiado de forma directa a casi 700.000 personas que han recibido algún tipo de ayuda por parte del Ejecutivo regional para paliar su situación.

GRUPO DE TRABAJO

La titular de Bienestar Social ha manifestado que, durante los cuatro años de aplicación de la Estrategia regional contra la pobreza, se han mejorado varios indicadores incluso en tiempo de pandemia, ha informado la Junta en un comunicado.

Entre otros, la consejera ha asegurado que «hemos contribuido a que la tasa de riesgo de pobreza y exclusión social (AROPE) se reduzca por debajo del 35 por ciento, situándonos en un 29,8 frente a los 26,4 de la media nacional. Hemos contribuido a reducir la tasa de pobreza severa por debajo del 4 por ciento, frente al 7 por ciento de la media nacional y nuestro trabajo conjunto ha permitido disminuir por debajo del 15 por ciento la tasa de personas menores de 60 años que viven en hogares con baja intensidad de empleo», ha aseverado García Torijano.

La consejera de Bienestar Social ha adelantado, por último, que se va a constituir un nuevo grupo de trabajo para diseñar la nueva Estrategia contra la Pobreza y la Desigualdad Social, «como estrategia de Gobierno y con la participación de las entidades del Tercer Sector. Una vez más con la colaboración estrecha y principal de EAPN, a la cual quiero agradecer de nuevo su trabajo y compromiso por la erradicación de la pobreza en nuestro país y, en concreto, hoy aquí en nuestra región», ha concluido.

La jornada de este lunes, que arrancaba con una recepción en Presidencia del parlamento por parte de Bellido a la Junta Directiva de EAPN y una rueda de prensa conjunta, se ha cerrado tras el acto institucional con un encuentro de estas personas con experiencia en pobreza con la Comisión de Bienestar Social que preside Manuela Casado y en la que está integrada por diputados y diputadas de los tres grupos, Socialista, Popular y de Ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here