El secretario general de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) en Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha insistido este miércoles en que hay «motivos suficientes» para convocar movilizaciones «salvajes» en defensa del sector.

«Nosotros hemos puesto el reloj en marcha», ha asegurado en una rueda de prensa en Toledo Fresneda, quien ha informado de que el lunes de Pascua, 5 de abril, habrá una reunión del Comité Ejecutivo Regional, aunque no ha desvelado si de esa cita saldrá una posible fecha para esas acciones.

El ‘número dos’ de la organización agraria ha recordado que el sector ha sido respetuoso con la pandemia, pero ha lamentado que ha pasado un año de las movilizaciones y la tabla reivindicativa no ha cambiado. «Necesitamos gobernantes fuertes y comprometidos con los que producen alimentos», ha enfatizado José María Fresneda.

Ha cargado contra el Gobierno regional por atentar contra el sistema productivo, al tiempo que ha citado el vino, el agua, la PAC o la ley de cadena alimentaria, entre los muchos motivos que tienen los agricultores y ganaderos para volver a salir a las calles. «Queremos defender lo nuestro, no lo de los domingueros», ha dicho.

No obstante, ha asegurado que los agricultores y ganaderos no van a incumplir las medidas por la pandemia, pero ha avisado de que sí que pueden organizar «mil cosas» para llamar la atención como volver a sacar, por ejemplo, los tractores a las calles.

Respecto a la Política Agrícola Común (PAC), el ‘número dos’ de la organización agraria ha afirmado que en Castilla-La Mancha «sobran los discursos» y ha advertido de que el documento que elaboró la Consejería hace unos años «ya no sirve» porque «las cosas han cambiado».

«La PAC no es un tema recurrente para los titulares de prensa», ha dicho Fresneda, quien ha pedido una reunión al consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, para intentar fijar una posición común que garantice la defensa de los intereses de los profesionales de la agricultura de Castilla-La Mancha.

PASVE

En materia de vino, ha pedido que Castilla-La Mancha reciba el 51 por ciento de los fondos del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE). «Pedimos al consejero que tome una decisión valiente», ha recalcado.

Vinícola de Tomelloso

Dicho esto, ha lamentado que el borrador de la Ley de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha sea un instrumento para «entretener» al sector. «No hay nada concreto» en ese texto, ha argumentado.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí