El Partido Popular y Ciudadanos ponen fin al pacto de gobernabilidad iniciado hace dos años en el Ayuntamiento de Casas Ibáñez, por el que el PP ostentaría la alcaldía durante tres años y Cs durante uno, pero de manera alterna.

El motivo de la ruptura ha sido la falta de apoyo por parte de la formación naranja a los presupuestos municipales, presentados el pasado viernes, 20 de agosto, y que, finalmente, salieron adelante con los cuatro votos a favor del PP, cuatro abstenciones del PSOE y los votos en contra de IU y Ciudadanos.

Una oposición que Escribano no entiende ya que, según ha señalado, los presupuestos para este 2021 recogen el «gasto corriente normal». «No ha habido ningún punto en desacuerdo porque ni siquiera nos han hecho una contraoferta», apuntaba el primer edil, que destacaba la necesidad de aprobarlos para poder sacar adelante el plan de empleo.

«Nuestra interventora ya nos dijo que, o sacábamos los presupuestos, o lamentablemente tendríamos que paralizar prácticamente el pueblo, necesitábamos ese plan de empleo e infinidad de partidas que no se podrían cubrir si no se aprobaban», añade, indicando que además, la ausencia de uno de los concejales naranjas «sorprendió». «Cuando convocamos la comisión para tratarlos, uno de ellos no vino, de hecho, ni siquiera vino al pleno de los presupuestos, solo se presentó uno de los dos ediles», lo que, según señala, ha imposibilitado cualquier tipo de negociación.

EL PSOE LAMENTA QUE SEA LA OPOSICIÓN QUIEN HAYA DESBLOQUEADO LA SITUACIÓN

Desde el Partido Socialista, su portavoz, José María García, ha calificado la ruptura como la «crónica de una muerte anunciada» y ha lamentado que hayan tenido que ser ellos, la oposición, quienes hayan desbloqueado la situación.

«Viendo el caos en el que podríamos adentrarnos, teníamos dos opciones, o votar en contra y provocar una dimisión del partido en el poder y tener acceso a la Alcaldía, o sacar estos presupuestos adelante por el bien de toda la gente que estaba esperando el plan de empleo» ha explicado García, que ha señalado que saben que «esto no es lo normal en política». «Pero no podíamos dejar tirados a nuestros vecinos».

El socialista ha asegurado que este acto no es un «cheque en blanco para el PP, sino una forma de desbloquear la situación que habían creado el Partido Popular y Ciudadanos en Casas Ibáñez».

Asimismo, ha señalado que esta situación no les ha pillado de sorpresa, ya que desde la formación del pacto «han tenido muy mala dinámica entre ellos». «La transparencia entre ellos no ha sido su forma de trabajar, ni el consenso, cada vez que cogían la alcaldía intentaban dejar al socio de gobierno de lado, no han pensado ni en un momento en mejorar a sus vecinos».

IU CASAS IBÁÑEZ CRITICA EL «CAOS» PROVOCADO POR EL PACTO

En esta misma línea, desde la Agrupación Ciudadana Unidas IU, su portavoz, María Dolores Muñoz, criticaba, a través de una nota de prensa, la falta de «responsabilidad» por parte de Ciudadanos y el «ansia de poder del PP».

«Ambas formaciones no tuvieron ningún reparo en continuar con el intercambio de sillones en mitad de la crisis sanitaria, PP y Ciudadanos llegaron para salvar al pueblo y han sumido al Ayuntamiento en el caos en dos años», reza el comunicado.

Ahora, tras la ruptura del pacto, el PP continuará gobernando en minoría, por lo que desde la oposición esperan que sus concejales tengan «altura de miras» y comiencen a trabajar con «transparencia, diálogo y consenso».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here