El presidente del PP de Castilla-La Mancha y candidato a la reelección, Paco Núñez, ha recabado el 98,50% de los votos emitidos durante el XV Congreso regional de la formación.

De esta forma, Núñez encara lo que será su segundo mandato, después de que el pasado 7 de octubre de 2018 se hiciera con las riendas de la formación sucediendo así a María Dolores de Cospedal.

Ya electo, Núñez ha tomado la palabra en el acto de clausura en el Palacio de Congresos de Puertollano asegurando que asume este resultado «con responsabilidad» de cara a dar la batalla para conseguir la victoria electoral en 2023.

Sus primeras palabras han sido para hablar de familia, la suya y la del partido; para a continuación tener palabras de «homenaje» a los sanitarios de Castilla-La Mancha por su trabajo durante la pandemia.

Ha recordado sus orígenes para decir que él viene «de la barra de un bar», por lo que ha querido también «reconocer el trabajo» hostelero.

La aspiración del PP es conseguir ser «la casa de 47 millones de españoles», para lo cual ha reivindicado la figura de Pablo Casado como «única alternativa posible».

Por ello, el objetivo de este Congreso es acabar gobernando Castilla-La Mancha para contribuir a que Casado presida el país.

«Lo vamos a conseguir haciendo lo contrario que García-Page o Pedro Sánchez. España necesita personas en las que podamos confiar lo más sagrado que tenemos, el futuro de nuestros hijos», ha afirmado.

REFORZAR ATENCIÓN PRIMARIA

Como propuestas, ha empezado por reforzar la Atención Primaria para combatir las listas de espera, y ha dejado dado un compromiso de «recuperar los niveles de asistencia sanitaria, creyendo en los profesionales y cuidando de los pacientes».

En este punto ha replicado frontalmente a Emiliano García-Page, quien el pasado viernes en el mismo escenario pidió a Núñez que este Congreso no fuera un ‘reality show’.

«Castilla-La Mancha no necesita gracietas ni chascarrillos, necesita un Gobierno fuerte con un partido como el Partido Popular. No se preocupe, que esté tranquilo, hablaré de mi tierra, porque tengo a la región en la cabeza y en el corazón», ha abundado.

El PP, ha avisado, «ha venido a ganar las elecciones para gobernar Castilla-La Mancha con los castellanomanchegos».

Como propuestas concretas, ha sugerido un Fondo de Emergencia Social y un Plan de Emergencia Familiar «para que ninguna familia se quede atrás», a lo que ha sumado crear una «verdadera red asistencial de calidad y humanizada para que nadie se sienta sólo».

Además, quiere apostar por el Tercer Sector, al que quiere darle «estabilidad jurídica y económica», para lo cual dejará atrás el «modelo de subvenciones» hacia un «modelo de convenios».

Trabajar contra la despoblación será otra de sus iniciativas; y conseguir prolongar la autovía A-43 desde Puertollano hacia Extremadura también está en sus planes, algo que pasará «cuando Pablo Casado sea presidente del Gobierno».

Para luchar contra la despoblación, ha dicho, «hay que creérselo» y favorecerlo con «menos impuestos y menos burocracia para el mundo rural».

LUCHA CONTRA LA OKUPACIÓN Y BAJADA DE IMPUESTOS

Paco Núñez ha prometido iniciativas para combatir el fenómeno de la okupación; y ha criticado nuevos impuestos a las segundas viviendas.

El tema del agua también ha estado encima de la mesa, asegurando que la Ley de Aguas que planea el Gobierno de Castilla-La Mancha es sólo para «crear un nuevo impuesto» por su uso, lo cual es «un ataque a los ganaderos y agricultores».

En este contexto, ha insistido en su premisa de poner en marcha a nivel nacional un Plan Hidrológico, ya que los socialistas «siempre utilizan el agua como un problema de enfrentamiento».

Más apoyo a los jóvenes, políticas en favor del Deporte con una Consejería propia, impulsar la tauromaquia, favorecer el ejercicio de la caza, o «la mayor bajada de impuestos de la historia para autónomos y pymes» han glosado el apartado de propuestas de Núñez.

A esto ha sumado bonificaciones fiscales o trabajar por un nuevo modelo de financiación autonómica como líneas maestras de sus políticas.

«EL PSOE QUIERE DUPLICAR LOS DIPUTADOS»

Paco Núñez ha vuelto a mostrar su rechazo frontal a la posibilidad de que se reforme el Estatuto de Autonomía si es con el telón de fondo de reformar la ley electoral de forma paralela para aumentar el número de diputados.

En este contexto, ha asegurado que las ideas del PSOE en la región es «duplicar el número de diputados», algo a lo que el PP se negará en rotundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here