La realidad antes del coronavirus está cada vez más cerca. Castilla-La Mancha contará con nuevas medidas restrictivas a partir de esta misma madrugada, entre las que destacan normativas que suponen un alivio para el sector de la hostelería.

Pero, ¿cuáles son estas nuevas medidas? El Gobierno regional ha decidido, tras el análisis de los datos favorables sobre la evolución de la pandemia durante las últimas semanas, abrir el servicio de barra en el sector hostelero, eliminar los límites de aforo en espacios públicos y suprimir las imposiciones en los horarios de cierre, por lo que ahora dependerán de las ordenanzas municipales. Además, no habrá límites en el número de comensales en los bares y restaurantes (hasta ahora se situaba en 10 personas) y se podrá volver a bailar en los pubs y discotecas.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras la celebración del Consejo de Gobierno extraordinario de este jueves, quien afirma que todo esto se ha logrado gracias a la responsabilidad, la solidaridad, los servicios públicos y la ciencia.

A partir de este viernes, la mascarilla seguirá siendo obligatoria, siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad, y continuará estando vigente la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas entre las 22:00 y las 08:00 horas en lugares que no ofrezcan este servicio de manera especializada (se excluye de esta medida al sector de la hostelería).

Las academias y autoescuelas podrán retomar las clases presenciales y las bibliotecas continuarán con normalidad con el servicio de préstamos y devoluciones. Se eliminan también los límites de aforo en cines, auditorios y teatros, en las visitas culturales, en eventos taurinos y en el transporte público.

Asimismo, se permitirá la realización de congresos, reuniones de trabajo, juntas de propietarios y derivados, y las competiciones deportivas no federadas podrán admitir público, siempre y cuando permanezcan sentados.

DATOS DE LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

Según ha recordado el consejero, Castilla-La Mancha se encuentra en una situación de «tendencia sostenida y descendente» en cuanto a número de contagios y presión hospitalaria.

Durante este miércoles, un total de 105 pacientes se encontraban hospitalizados, de los cuales 37 permanecían en la UCI. En cuanto a la incidencia acumulada, la región registra un total de 83 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, y 26 casos por cada 100.000 habitantes en 7 días. Asimismo, el índice de contagio del virus se encuentra muy por debajo de 1.

A esto habría que sumar el ritmo de vacunación que se mantiene en la región: ya se han vacunado a 1.520.000 habitantes, del total de 1.820.000 personas vacunables. Esto se corresponde con el 84,21% de la población vacunable y una cifra superior al 74% en el caso de la población general. En cuanto al último tramo de edad de vacunación, de 12 a 19 años, ya se suma más de un 70% de los jóvenes con la pauta completa, y más del 84% con al menos una dosis de la vacuna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here